Celebrity de Instagram bajó de peso, ahora confiesa que mintió y revela cómo lo hizo

Tomar fármacos estimulantes para tratar otras condiciones que no sean déficit de atención o narcolepsia puede derivar en serios problemas de adicción

Confiesa que perdió peso por estar enganchada a una prescripción médica.
Confiesa que perdió peso por estar enganchada a una prescripción médica.
Foto: ashley_beeman_

Una celibrity e influencer del mundo del fitness en Instagram admitió haber fingido sus entrenamientos para ocultar la verdad de cómo perdió peso.

La vlogger Ashley Beeman, de New River, Arizona, usa su Instagram para “empoderar a las mujeres y ganen confianza para que puedan amar sus cuerpos”. Lo hace dando consejos sobre cómo mantener un estilo de vida equilibrado y saludable.

Aunque la mujer de 34 años posteaba sobre sobre cómo hacer ejercicio, ha revelado que su pérdida de peso de 16 kilos fue en realidad el resultado de la toma de Adderall, un medicamento recetado para el trastorno por déficit de atención (ADD).

La mujer se hizo adicta a la droga, y su pérdida de peso solo hizo que aumentara su consumo. Se veía bien y bajar de peso gracias a la medicina le hizo que quisiera consumir más, bajó de 165 libras a 128 libras. Pero en poco tiempo, Ashley perdió el control y su adicción iba a más. Comenzó a usar su receta mensual en tan solo dos semanas.

“Cuando tomaba Adderall era egoísta. Estaba viviendo mi vida y no estaba presente para mis hijos. No pasaba tiempo con ellos”, confesó Beeman.

Ashley fingió mantener un estilo de vida saludable ante sus 32,000 seguidores en las redes sociales y hizo crecer su negocio a través de las mentiras. Muchas personas la felicitaban por su apariencia y su éxito, pero era todo mentira.

“Fingía mis entrenamientos para mis seguidores de redes sociales y mi negocio creció muchísimo, y ahora me siento terrible por eso.

La gente me felicitaba, lo que me estimulaba y me hacía sentir genial. Pensé que me veía fantástica, pero solo era piel y huesos”, admite.

Finalmente, logró dejar la droga con la ayuda de un proceso de desintoxicación que describe como una auténtica pesadilla. Cuando ya por fin estaba sana, Ashley sintió que era hora de hablar con sus seguidores.

La influencer reveló la verdad en un video de Facebook Live, después de lo cual recibió un gran apoyo, y algunos de sus televidentes hablaron sobre sus propias luchas con el medicamento Adderall.

Ahora, la mujer de 34 años está tratando de recuperar el tiempo perdido con su familia y por fin ha logrado adoptar un estilo de vida verdaderamente saludable, explicando que ahora realmente ama hacer ejercicio y comer bien

Uno de los mayores obstáculos con los que se ha encontrado es luchar contra la propia aceptación y mantener una actitud positiva con su cuerpo, ya que ganó 20 libras en las primeras tres semanas después de dejar el medicamento. Un cambio que ella misma escribió como devastador. Ahora ha aprendido a amar su cuerpo.

Lleva tres años sin el medicamento, lo que siente que se le recetó erróneamente después de completar un simple cuestionario  en la consulta del médico. Como otras muchas medicinas que crean adicción, es fácil de obtener y debe tomarse con precaución y vigilar muy bien que se consume correctamente.

Ahora, si checas su Instagram verás que tiene un nuevo estilo de vida y comparte imágenes positivas con las que inspirarse.