7 mitos que existen sobre la influenza

Aclara las dudas más frecuentes sobre la enfermedad y la vacunación contra ella

7 mitos que existen sobre la influenza
La vacunación no hace que te resfríes
Foto: Shutterstock
Regreso a Clases

Existe una serie de mitos que rodean la vacunación contra la influenza, así como las formas en que se propaga la enfermedad.

Aquí contestamos siete dudas frecuentes:

Con analgésicos, descanso y líquido resuelvo

Falso. La influenza, en gran parte de los casos, requiere un tratamiento antiviral, sobre todo en enfermos crónicos, asmáticos, etc. En el caso de un catarro común podrías hacer eso, pero es importante identificar qué tienes para saber cómo tratarlo.

“El año pasado me vacuné y me enfermé”

La vacuna no hace que te resfríes. Debes considerar que toma de 10 días a dos semanas que la vacuna haga efectos en el organismo y en ese periodo podrías estar expuesto si no tomas las medidas higiénicas adecuadas. El único efecto adverso que podría tener se produce si eres alérgico al huevo, porque las vacunas se generan a partir de ellos. Además es posible sentir algún malestar o una reacción febril local.

Tranquilo, que la influenza no mata

Falso. Una persona sí puede morir por la influenza. Aunque la probabilidad es mayor en pacientes de edad avanzada, pero también puede matar a gente joven. No hay que han habido pandemias a nivel mundial y han muerto muchas personas porque el virus se disemina rápidamente.

¿Para qué vacunarme si no estoy en el grupo de riesgo?

Este grupo lo constituyen infantes entre 6 meses y 5 años, adultos mayores, embarazadas a partir de la semana 13 de gestación y enfermos crónicos o con su sistema inmunológico comprometido. Sin embargo, mientras más gente se vacune se crea una barrera que impide que el virus se disemine con facilidad.

No tengo que vacunarme porque ya lo hice una vez

Falso. El virus de influenza muta todos los años, por lo que la vacuna es modificada cada año y es diferente cada temporada. La vacuna nos protegerá de la cepa particular para la que fue diseñada, que es la próxima, no las anteriores.

Si sigo las medidas de higiene no se me pega

Las medidas de higiene como lavarse las manos frecuentemente; toser o estornudar tapándonos la boca y la nariz con el antebrazo, sirven para disminuir la dispersión del virus. Sin embargo, no evitan en un 100% la propagación del virus ni los contagios.

Tengo tiempo…

La temporada apenas comienza. En Puerto Rico, la parte alta se da dentro de unos meses, por lo que es importante vacunarse lo antes posible para que el organismo pueda prepararse para prevenir la influenza en mejor condición.