Tarjeta Roja: las 4 claves del éxito para que Cruz Azul rompa de una vez por todas esa maldición

Cruz Azul necesita cambiar varios aspectos para volver a ser contendiente
Tarjeta Roja: las 4 claves del éxito para que Cruz Azul rompa de una vez por todas esa maldición
Igor Lichnovsky asegura que necesitan tiempo para adaptarse al estilo de Siboldi.
Foto: Imago7

El Cruz Azul debe hacer demasiadas cosas para cambiar la terrible percepción que tenemos ahora mismo sobre el equipo; el torneo pasado los tuvo en todas las portadas de los diarios y en muy pocas ocasiones por asuntos deportivos y sí por la turbiedad de sus manejos.

Pero… ¿Que tiene qué hacer el Cruz Azul para ser un contendiente real al título que tanto se le niega?

Rejuvenecer
EL plantel de Cruz Azul es viejo, dicho con todas sus letras, su promedio de edad está por encima de los 26 años y seis de los ocho equipos que jugarán la liguilla no superan los 25, así que una renovación por el tema físico es mandatorio en el Cruz Azul.

Deshacerse del lastre
¿Cuántos jugadores carísimos no han llegado últimamente a Cruz Azul? Es momento de deshacerse de los más inservibles, es momento de trabajar en dejar atrás esos jugadores ‘lastre’ que por ser caros no encuentran cabida en otras instituciones.

Conseguir otro “Marcone”
Desde la salida de Marcone, el Cruz Azul no se repone ni anímicamente ni en la cancha, Siboldi está muy interesado en el ‘gallito’ Vázquez, el jugador menos valorado del fútbol mexicano y una auténtica máquina en el medio del terreno, de cerrarse el fichaje, la máquina obtendría un gran jugador y una solución doméstica a su problema.

Cambiar de arquero
No hay fecha que no llegue ni plazo que no se cumpla, es momento de que Cruz Azul ceda el paso a un nuevo portero y que JJ Corona tome un camino distinto; la portería celeste no es algo menor y ha estado protegido por auténticas leyendas, ‘Chuy’ incluido; la verdad es que ya no inspira seguridad y el sentimiento cada partido es mayor.

Ser más transparente
Mientras las cosas se sigan manejando como se hace en la directiva del Cruz Azul, nada va a funcionar como este equipo necesita. Es momento de que ‘alguien’ extienda una explicación por todo lo que ha pasado internamente y, de ser necesario, deje las riendas del equipo a alguien que esté más preocupado por sus intereses deportivos. Aunque claro, ese es un sueño guajiro.

Una vez alineadas estas necesidades, entonces el Cruz Azul podrá volver a pensar en un título, mientras tanto, a esperar un añito más.

Lee todas las columnas de Tarjeta Roja aquí