Mintió para conseguir un trabajo estatal que paga $22,000 por mes, ahora irá a la cárcel

Falsificar experiencias de trabajo para el curriculum es un fraude que puede conllevar cargos penales
Mintió para conseguir un trabajo estatal que paga $22,000 por mes, ahora irá a la cárcel
Imagen ilustrativa.
Foto: KAREN BLEIER/AFP/GETTY IMAGES

Una mujer de 46 años falsificó sus credenciales, su currículum vitae, sus referencias, recibos de sueldo y notas de los médicos en un intento por conseguir un trabajo bien remunerado en el gobierno del sur de Australia, ganando $33,000 dólares al mes.

Veronica Hilda Theriault, de Australia Occidental, se declaró culpable de cargos de engaño y deshonestidad por su currículum vitae fabricado que le aseguró un puesto superior en el Departamento  Premier y Gabinete (DPC, según sus siglas en inglés) en 2017.

La mujer de 46 años había trabajado en el puesto por poco más de un mes y se había embolsado $33,000 dólares de su salario anual de $270,000 antes de que la descubrieran.

Según la fiscalía hubo un elemento de planificación en todo el proceso y fraude de Theriault.

“Obtuvo fraudulentamente un empleo por el que le pagaron un gran salario y en el curso del cual pudo haber tenido acceso a material sensible y confidencial”, argumentó el juez Boylan, de la Corte Suprema de Adelaida.

El abogado defensor describió las acciones de Theriault como poco sofisticadas y argumentó circunstancias adicionales, ya que la acusada sufría de trastorno bipolar en ese momento y fue precisamente el deterioro en su estado mental que hizo sospechar a los funcionarios.

La motivación de Theriault era supuestamente financiera. Al negociar su salario, le proporcionó al departamento un recibo de pago falsificado para mostrar lo que le habría pagado el sector privado. Poco antes de que se rescindiera su contrato, proporcionó una carta del médico de cabecera que decía que era apta para el trabajo, la nota la había escrito ella misma.

El Tribunal de Distrito la sentenció a poco más de dos años de cárcel con un período sin libertad condicional de un año.