El tinte del cabello puede provocar cáncer, demuestra un estudio

Los investigadores llevaban tiempo intentando vincular la relación de estos productos capilares con el cáncer de seno
El tinte del cabello puede provocar cáncer, demuestra un estudio
Foto: Shutterstock

Un estudio reciente descubrió que las mujeres que usan colorantes permanentes o alisadores químicos en el cabello tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de seno.

El estudio, publicado el 4 de diciembre en el International Journal of Cancer, concluyó que el riesgo de cáncer de seno aumenta con el uso frecuente de estos productos químicos para el cabello.

El equipo de investigación, con el Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental, parte de NIH, utilizó datos de 46.709 mujeres y descubrió que las mujeres que usaron tinte para el cabello regularmente en el año anterior al estudio tenían un 9% más de probabilidades para desarrollar cáncer de seno que las mujeres que no lo usaron.

El riesgo fue mayor para las mujeres afroamericanas. El uso de tintes permanentes cada cinco u ocho semanas o más se asoció con un riesgo 60% mayor de contraer cáncer de mama, en comparación con un riesgo 8% mayor para las mujeres blancas. El equipo de investigación encontró poco o ningún aumento en el riesgo de cáncer de seno por el uso de colorantes semipermanentes o temporales.

“Los investigadores han estado estudiando el posible vínculo entre el tinte para el cabello y el cáncer durante mucho tiempo, pero los resultados han sido inconsistentes”, dijo la autora, Alexandra White, directora del Grupo de Epidemiología del Medio Ambiente y Cáncer del NIEHS. “En nuestro estudio, vemos un mayor riesgo de cáncer de seno asociado con el uso de tintes para el cabello, y el efecto es más fuerte en las mujeres afroamericanas, particularmente en aquellas que son usuarias frecuentes”.

Los científicos también encontraron un vínculo entre los alisadores químicos para el cabello y el cáncer de seno. Las mujeres de raza blanca y negra que usaban los alisadores cada cinco u ocho semanas tenían aproximadamente un 30% más de probabilidades de desarrollar cáncer de seno. Aunque el riesgo era el mismo, señaló el estudio, las mujeres afroamericanas son más propensas a usar alisadores químicos.

“Estamos expuestos a muchas cosas que podrían contribuir al cáncer de seno, y es poco probable que algún factor explique el riesgo de una mujer”, dijo Dale Sandler, jefe de la Rama de Epidemiología del NIEHS y coautora del estudio. “Si bien es demasiado pronto para hacer una recomendación firme, evitar estas sustancias químicas podría ser una cosa más que las mujeres pueden hacer para reducir el riesgo de cáncer de seno”.