Julio César Chávez Jr. se aferra y no piensa en el retiro: “No me ganaron peleando”

El Hijo de la Leyenda argumentó que no le ganaron bien, por ello no cree estar acabado

Julio César Chávez Jr. se aferra y no piensa en el retiro: “No me ganaron peleando”
Julio César Chávez Jr. quiere seguir boxeando.
Foto: Agencia Reforma

El cierre del 2019 no fue el que Julio César Chávez Jr. hubiera querido, ya que perdió el combate contra Daniel Jacobs de forma poco ortodoxa: el Hijo de la Leyenda no pudo salir a pelear el sexto round debido a que su esquina detectó que tenía la nariz rota.

Ganar este compromiso era vital para el ex campeón mexicano, necesitaba convencer a medio mundo que aún tenía capacidad para continuar en el box a sus 33 años. Mucho se habló de que de perder contra Jacobs, el retiro para el junior era inevitable; sin embargo, debido a que no cayó en el ring, el boxeador continúa aferrándose a su carrera y dio argumentos para no pensar aún en el adiós

No pienso que sea mi última noche en el ring. Perdí porque me pegaron un cabezazo, no me ganaron peleando. A pesar de que Jacobs era el peleador en activo, yo iba ganando la pelea, puse la presión, pegué los mejores golpes, cuando comenzó a sentirse en aprietos ensució la pelea“, dijo en entrevista para ESPN.

“Yo iba dominando la pelea, empecé a acortar distancia. Cuando él se sintió en aprietos me cortó con un codazo y un cabezazo, después me pegó un ‘upper’ que me quebró la nariz, estaba tragando mucha sangre y no podía continuar. Pienso que gané la mayoría de los rounds y el referee no le dio ni una amonestación, él no peleó”, agregó.

Chávez Jr. salió abucheado y en medio de una lluvia de proyectiles que le lanzó la afición que asistió a la Talking Stick Resort Arena de Phoenix, en protesta por la forma en que terminó el combate, por lo que el pugilista ofreció una disculpa.

Estoy apenado, le pido una disculpa al público, hubiera querido continuar, pero ya tenía la nariz quebrada, no podía respirar“, finalizó el mexicano.