Perros delatan a 37 indocumentados escondidos entre los productos de tres camiones de carga

Once de los inmigrantes iban ocultos entre las tarimas de paquetes de harina

Entre la harina.
Entre la harina.
Foto: CBP

El desarrollado olfato de perros amaestrados llevó al descubrimiento de 37 inmigrantes indocumentados originarios de México, El Salvador y Honduras, quienes habían ingresado al país por la frontera de Texas y eran transportados entre los productos de tres camiones de carga.

Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) informó que los indocumentados fueron detectados en puntos de revisión carreteros gracias al olfato de perros que alertaron sobre la presencia de personas en los remolques de tráiler.

El primero de los casos, donde descubrieron a 11 indocumentados escondidos entre las tarimas de paquetes de harina, ocurrió la noche del viernes 17 de enero en el retén que la Patrulla Fronteriza mantiene en la carretera 281, en Falfurrias, a unas 70 millas de la garita Pharr-Reynosa, la cual conduce hacia Corpus Christi y la zona metropolitana de San Antonio.

El domingo 19 de enero por la noche se registró el segundo hallazgo en otro puesto de control migratorio ubicado en la carretera 77, en Kingsville, Texas, a 120 millas al norte de la frontera de Brownsville-Matamoros. También en este caso los ladridos de los perros de la unidad K-9 de CBP  delataron a 9 inmigrantes que iban adentro de las cajas de producto que transportaba otro tráiler.

A la mañana siguiente, el lunes 20 de enero, de nueva cuenta los agentes en el retén de Falfurrias recurrieron al olfato de los perros amaestrados para localizar en la caja de otro tráiler a un otro grupo de 17 indocumentados, quienes al igual que los anteriores fueron enviados encarcelados en estaciones de la Patrulla Fronteriza del sector Valle del Río para ser sometidos a proceso de deportación.

Las autoridades han registrado bastante actividad en el contrabando de inmigrantes a bordo de camiones de carga por lo que han lanzado múltiples campañas para tratar de disuadir este método que ha causado la muerte de muchos indocumentados.

Bajo el lema “¡Son humanos, no carga!”, CBP señala que las campañas “Operación Big Rig” y “No se arriesgue” están enfocadas a rescatar a los indocumentados, crear conciencia sobre los peligros, combatir el contrabando y en última instancia salvar vidas.