Cinco consejos para que el estrés no te gane al poner en venta tu casa

Busca asesoría profesional para que logres tus objetivos

Cinco consejos para que el estrés no te gane al poner en venta tu casa
Sigue estas recomendaciones para que puedas vender tu casa pronto.
Foto: Gino Crescoli / Pixabay

Es posible que la perspectiva de crecimiento en el mercado inmobiliario que se dio durante 2019 y que, entre otras cosas, ha generado bajas tasas hipotecarias, te brinde la perspectiva de que es una excelente oportunidad para vender tu casa y aproveches estas circunstancias a tu favor.

Sin embargo, hay algunos puntos que debes contemplar a la hora de poner tu vivienda dentro de las esferas del mercado inmobiliario que, de desconocer, te podrían generar alguno que otro dolor de cabeza.

1.- DELEGA RESPONSABILIDADES

Conforme vayas leyendo, te darás cuenta que éste es uno de los puntos más importantes porque vas a tener mucho por hacer durante el proceso.

Hacer las cosas de manera planificada y organizada siempre será una excelente opción, para ello lo mejor que puedes hacer es delegar fuertes responsabilidades como el hecho de proyectar tu vivienda con la ayuda de un agente inmobiliario sobresaliente que administre la venta. Un experto en el ramo siempre será benéfico, jamás lo veas como una pérdida de capital.

2.- AVANZA EN LA INSPECCIÓN DE TU VIVIENDA

Aunque los posibles compradores querrán hacer su propia inspección, puedes adelantarte en el proceso para reconocer tu hogar de manera más consciente y que no te agarren desprevenido con detalles que ni conocías.

Un inspector profesional te generará un pequeño costo que, de no hacerlo en un momento oportuno, podría hacer que gastes más en reparaciones imprevistas que pueden resultarte en todo un dolor de cabeza conforme avancen los días y la premura de vender te invada.

Por supuesto, deberás mostrarle al comprador que realizó una inspección y cualquier reparación que hayas realizado. Incluso si no vas a hacer reparaciones, tener una inspección por adelantado nivela el campo de juego y les permitirá a todos saber qué esperar.

Un agente inmobiliario te acercará a tu objetivo de venta. / Crédito: Mohamed Hassan – Fuente: Pixabay

3.- TASA TU PROPIEDAD

Actualmente el mercado se mueve tan vertiginosamente que en muchos lugares los vendedores se brincan este paso y, si tienes suerte, compran las propiedades sin importarles su costo, sin embargo, si no es así, sólo retrasará tus objetivos de venta. El agente inmobiliario a tus servicios te podrá ayudar en este rubro de manera más adecuada, sólo no olvides requerirlo.

4.- ABRA LAS PUERTAS DE SU CASA

Las denominadas “Open house” son una oportunidad inconmensurable de venta: de la vista nace el amor. Por lo que debes estar preparado para dejar tu vivienda lo más cercana a la forma en la que la pondrás en el mercado. Por seguridad, lo primero que debes resguarda son todas aquellos objetos personales que pudieran vulnerar a tu familia como son las fotografías u objetos con su nombre.

Si así lo deseas y lo acuerdas con tu agente, puedes evitar las casas abiertas y sólo mostrar la propiedad con cita previa del interesado.

5.- PREPARA TU CASA

Este punto, hilado al anterior, es primordial. Con ayuda de la asesoría de tu corredor inmobiliario, deja impecable tu residencia para que, con la ayuda de algunas buenas fotografías, sea un patrimonio atractivo para otras personas. Para esto, no pienses que debes haberte mudado y dejar la vivienda libre, sino que es conveniente de que hayas arreglado el inmueble tan bien de tal manera que no se distingue la presencia de alguien, sin que pierda el sentido de calidez hogareño.