El coronavirus alcanza más países, mientras otra enfermedad contagia a miles de estadounidenses

Al menos 8,200 personas murieron en EEUU por la infección, entre el 1 de octubre pasado y el 18 de enero de este año
El coronavirus alcanza más países, mientras otra enfermedad contagia a miles de estadounidenses
Los operativos de vigilancia continúan en cinco aeropuertos de EEUU por el coronavirus.
Foto: MARK RALSTON / AFP / Getty Images

El brote mortífero de un nuevo tipo de coronavirus detectado por primera vez en China se propaga en cada día más países, lo que ha generado una alerta internacional por las amenazas a la salud que puede provocar. Mientras tanto, Estados Unidos enfrenta una severa temporada de gripe: la enfermedad ya ha afectado a al menos 15 millones de personas en menos de cuatro meses, según cálculos preliminares de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Los estadounidenses están acostumbrados a la presencia de la gripe en sus vidas, pero esto hace que a veces se puedan subestimar sus efectos, alertan expertos. “Agrupar todas las enfermedades virales que tendemos a contraer en el invierno a veces nos hace sentir muy cómodos pensando que todo es ‘un simple resfriado'”, dijo a CNN Margot Savoy, de la Universidad de Temple. “Subestimamos lo mortal que puede ser realmente la influenza”, agregó.

“Las personas mayores, los niños pequeños y las personas con ciertas afecciones corren un alto riesgo de presentar graves complicaciones por la influenza”, recuerdan los CDC.

La temporada actual ya ha dejado entre 15 y 21 millones de personas contagiadas por el virus en Estados Unidos entre el pasado 1 de octubre y el 18 de enero de este año, calculan estos centros. Al menos 8,200 personas murieron por las consecuencias de sufrir la infección, agregan.

Estas cifras, detallan, no son definitivas y podrías sufrir alteraciones, informan los CDC. Así mismo, es difícil prever con precisión los efectos de la gripe en el futuro. Pese a ello, los expertos sanitarios creen que la de 2019-2020 puede ser una de las peores en una década.

“Los indicadores iniciales señala que esta no será una buena temporada, será una mala temporada”, dijo a principios de enero Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

Efectos del coronavirus

Mientras tanto, la alerta por el coronavirus que ya ha provocado en pocas semanas al menos 213 muertos e infectado a casi 10,000 personas en China, sigue creciendo debido a que se han detectado casos confirmados también en varios otros países. Sus efectos suelen manifestarse en principio como tos y fiebre, pero pueden ir a peor y desencadenar problemas respiratorios hasta mortíferos.

Este jueves, en el mismo día en que la Organización Mundial de la Salud declaró la enfermedad como una “emergencia internacional de salud pública”, Estados Unidos confirmó el primer caso de contagio entre persona y persona en su territorio, el primero tras cinco detectados en personas procedentes de China al llegar al territorio nacional.

Este último caso es el del esposo de una mujer que se contagió con el coronavirus tras viajar a Wuhan, la ciudad china de 11 millones de habitantes considerada epicentro de la enfermedad.

En la noche del jueves, el Departamento de Estado aumentó su alerta de viajes a China a nivel cuatro, el máximo, exhortando a sus ciudadanos que no vayan al país y a aquellos que todavía permanecen allí que consideren abandonarlo por medios comerciales.

Desembarcan los pasajeros de un crucero varado en Italia

Parte de los cerca de 6.000 pasajeros bloqueados en un crucero tras su llegada a un puerto italiano el jueves por la mañana por la posibilidad de que dos personas a bordo hubieran contraido el coronavirus, pudieron desembarcar este viernes después de que se descartara esta posibilidad. El resto proseguirá su viaje en el Mar Mediterráneo.

Pero en ese país se confirmaron en las últimas horas los primeros dos casos de personas contagiadas detectadas allí, reportan medios locales. Se trata de turistas procedentes de China.

Y este viernes, otras naciones han anunciado la detección de los primeros casos en sus territorios: se trata de Reino Unido (dos casos) y Rusia (dos casos también). Moscú había cerrado este lunes la frontera común con China, en la parte este del país, como medida preventiva ante el avance del brote.

Anteriormente, se detectaron casos en varios países asiáticos, así como, entre otros, en Francia, Alemania, Australia y Canadá. Algunos, entre ellos Estados Unidos, han empezado a evacuar sus ciudadanos ubicados en Wuhan, mientras que varias aerolíneas han suspendido temporalmente las rutas con China.

La decisión de la OMS

La OMS afirmó que la razón por la que declaró la emergencia internacional “no es lo que sucede en China, sino lo que pasa en otros países”, al referirse a la necesidad de coordinación entre todas las redes sanitarias nacionales con el fin de tomar mayores medidas de prevención y homogeneizar programas de tratamiento, cuarentena y concienciación a la opinión pública.

Varios reportes periodísticos señalan casos de actitudes racistas hacia personas de origen asiático impulsado por el miedo a ser contagiados por el coronavirus que se detectó por primera vez en China.

“El racismo se alimenta del miedo y la ansiedad”, dijo a The New York Times Tim Soutphommasane, excomisionado de discriminación racial y ahora profesor de la Universidad de Sydney. Si bien el virus se originó en el país asiático, “las enfermedades virales no tienen características étnicas, raciales o nacionales“, dijo.