Juicio clave para Trump tendrá lugar semanas antes de las elecciones de 2020

El caso apunta a dos socios del abogado personal del presidente, Rudy Giuliani
Juicio clave para Trump tendrá lugar semanas antes de las elecciones de 2020
El abogado de Trump no tiene ningún cargo en su contra.
Foto: Drew Angerer/Getty Images

Lev Parnas e Igor Fruman -socios del abogado personal de Donald Trump, Rudy Giuliani, tendrán que enfrentarse a juicio el 5 de octubre de este año para declarar sobre las presuntas violaciones de financiamiento en la campaña de reelección del presidente. Sus testimonios se escucharán unas semanas antes de las elecciones de noviembre de 2020.

Parnas, nacido en Ucrania, y Fruman, originario de Bielorrusia, están acusados desde el pasado octubre de usar una empresa inactiva para hacer una donación ilegal de $325,000 dólares a un comité de apoyo a la reelección del presidente republicano. Los fiscales federales también han examinado pagos a Giuliani como parte de una investigación criminal activa, según informa Reuters. Sin embargo, no hay cargos contra el abogado de Trump y él mismo ha negado haber cometido delito alguno.

Tras la audiencia, Parnas -que ya no tiene tiene relación con Giuliani ni con Trump- dijo que sus seguidores le han dado fuerza para seguir luchando contra “este poderoso enemigo”. “Creo que la verdad saldrá a la luz y todos sabremos y veremos qué hicieron el presidente Trump, el fiscal general [William] Barr, Rudy Giuliani y sus cómplices con la situación de Ucrania“.

Parnas se había ofrecido para testificar en el Senado durante el juicio político contra Trump sobre la retirada de su cargo a la entonces embajadora en Ucrania, Marie Yovanovitch, y sobre la colección de “basura” contra el candidato demócrata favorito, Joe Biden, y su hijo Hunter. Sin embargo, la cámara alta, bajo el control republicano, voto el viernes contra la petición demócrata de llamar a testigos.

Desde su arresto, Parnas se ha convertido en una figura mediática gracias a las entrevistas en las que ha participado. Además, el miércoles apareció en Washington para acudir al juicio político contra el presidente. Las autoridades del Senado no lo dejaron pasar debido a que lleva un brazalete en el tobillo y los aparatos electrónicos están prohibidos en el edificio.

En enero, Parnas dio a los legisladores demócratas materiales que podrían ayudar a inculpar a Trump como mensajes de texto y otra correspondencia que pone en evidencia el interés del presidente en que Ucrania anunciara una investigación de corrupción contra Biden.