Arrestan a un hombre que viajaba con su esposa, su bebé y 23 kilos de cocaína en la cajuela

El valor que la droga tendría en el mercado negro se estima en medio millón de dólares
Arrestan a un hombre que viajaba con su esposa, su bebé y 23 kilos de cocaína en la cajuela
Los 23 kilos de cocaína.
Foto: CBP

Agentes de la Patrulla Fronteriza arrestaron el jueves a un hombre que viajaba por una carretera del sur de California acompañado de su esposa y su bebé, y que en la cajuela del carro llevaba 23 kilos de cocaína.

El vehículo en el que viajaba la familia fue interceptado cuando el conductor se salió de la Interestatal 5 para estacionarse en un centro comercial de la ciudad de San Clemente, en el condado de Orange, a unas 70 millas de la frontera con México, desde donde aparentemente le habían estado siguiendo.

Al abordar a la pareja, los agentes pidieron permiso para revisar el automóvil y el padre de familia aceptó, según un comunicado Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

En la cajuela había una maleta deportiva con 20 paquetes en forma de ladrillo que contenían cocaína mientras que en una bolsa de mandado, junto al portabebé, descubrieron otro envoltorio similar de la misma droga.

Los 21 paquetes dieron un peso total de 51.25 libras o 23 kilos de cocaína, cuyo valor en el mercado negro sería de $512,500 dólares, según la estimación que hizo la autoridad.

Mientras el hombre era interrogado, indicó CBP, la esposa dijo que necesitaba ir al baño, por lo que se le permitió ir al centro comercial llevándose a su bebé, pero después de que pasaron varios minutos sin que regresara, los agentes decidieron revisar los sanitarios para descubrir que se había dado a la fuga.

De inmediato realizaron un operativo y pudieron localizar a la madre con su bebé en brazos a un cuarto de milla de distancia. Aunque en el momento la mujer fue detenido y enviada a la estación de la Patrulla Fronteriza, más tarde quedó en libertad sin que las autoridades explicaran sobre su situación jurídica.

El conductor, que sólo fue identificado como ciudadano estadounidense de 34 años de edad, quedó bajo arresto y remitido a la Administración para el Control de las Drogas (DEA).