5 brujas que fueron reales a lo largo de la historia

Su fama y reputación trascendió a través del tiempo por su terrible destino

Más de 70 mil personas fueron acusadas de ser brujas.
Más de 70 mil personas fueron acusadas de ser brujas.
Foto: Pexels

A lo largo de la historia, muchas mujeres fueron acusadas de ser brujas, lo que llevó a que solo entre los años 1400 y 1700, aproximadamente de 70 mil a 100 mil almas fueron ejecutadas por, presuntamente, trabajar para el diablo, según reseñó el portal Biography.

Pero de entre todas estas, destacan 5 que fueron reales y que su reputación ha trascendido a lo largo del tiempo.

Madre Shipton

Úrsula Southeil mejor conocida como Madre Shipton, fue una profetisa inglesa muy respetada y temida del siglo XVI. Era descrita como “horriblemente fea” por su desfigurado rostro, por lo que los lugareños la llamaron “cara de bruja”. Pero dejando de lado su apariencia, se decía que era una de las mejores clarividentes e incluso, se le comparó con Nostradamus.

Según cuenta la leyenda, ella predijo la gran plaga y el gran incendio de Londres, así como la ejecución de la reina María de Escocia. Shipton no murió ejecutada, sino de manera natural.

Las acusadas de brujas eran torturadas.

Agnes Sampson

La sanadora escocesa Agnes Sampson no corrió con la misma suerte que la Madre Shipton y fue víctima de la masacre de brujas. En el área de North Berwick, región donde ella vivía, unas 70 personas fueron acusadas de brujería entre 1590-1592.  Sampson fue una de ellas.

A menudo, las confesiones llegaban después de que eran torturadas, pero la leyenda dice que ella se negó a aceptar los cargos en su contra una y otra vez hasta que su espíritu no pudo más. Agotada de estar atada en un instrumento de tortura, “confesó” ser aliada de Satanás y conspirar para matar al rey. Fue estrangulada y quemada hasta la muerte.

Merga Bien

Merga Bien fue una heredera alemana del siglo XVII que se casó tres veces, siendo su último esposo quien selló su destino. Entre 1602 y 1605, el reformador católico Príncipe-abad Balthasar von Dernbach ordenó una casa de brujas masiva en Fulda, Alemania. Más de 200 personas fueron acusadas y ejecutadas, pero Merga fue considerada la más famosa.

Tras discutir con uno de los empleadores de su esposo, regresó a la ciudad y se encontró embarazada, lo que se le hizo extraño al estar casada durante los últimos 14 años y nunca antes había concebido. Por lo que la gente del pueblo pensó que la única forma en que ella quedó embarazada fue después de tener relaciones sexuales con el diablo. Se vio obligada a “admitir” que mató a su segundo esposo e hijos, que había asistido a un sábado negro y quedó embarazada del diablo. Fue quemada en la hoguera en el otoño de 1603.

Las presuntas brujas eran quemadas en la hoguera.

Malin Matsdotter

Malin Matsdotter era una viuda sueca que fue acusada por sus propias hijas de ser bruja. La denuncia no fue por un acto mágico o maligno, sino porque presuntamente las secuestró y llevó a un sábado satánico. Regularmente, las brujas eran decapitadas o colgadas hasta morir y después sus cuerpos eran quemados en hogueras. Ese era el destino de ella, pero como no quiso aceptar su culpa, las autoridades no fueron tan amables en su sentencia.

Al final, maldijo a sus hijas y cuando las llamas cubrieron su cuerpo, no gritó ni parecía sentir dolor; para los lugareños esta era una prueba más de que era bruja.

Las brujas de Salem

El juicio de brujería más famoso de la historia sucedió en 1692 en Massachusetts, en un contexto donde reinaba la inseguridad en la época colonial puritana en América, sumado al trauma de la guerra franco-francesa, el temor por la retribución de los nativos americanos, la viruela y los celos entre ciudades vecinas.

Casa en Salem.

Todo comenzó cuando en enero del año antes mencionado, un médico diagnosticó las condiciones de unas niñas como el trabajo de unas brujas, luego de sufrir ataques. Los toxicológicos de la historia reciente creen que las niñas fueron envenenadas con algún tipo de hongo.

En febrero de 1692 más mujeres presentaron esos síntomas y tres mujeres fueron acusadas de hechizar a las niñas: una esclava caribeña llamada Tituba, una mendiga sin hogar llamada Sarah Good, y una anciana empobrecida llamada Sarah Osborn.

Al ver que su destino estaba sellado, Tituba confesó ser una bruja y comenzó a acusar a otros de magia oscura. Otras mujeres siguieron su ejemplo y se produjo la histeria. El 10 de junio, la primera presunta bruja, Bridget Bishop, fue colgada en la horca de Salem y muchos más murieron a partir de entonces.

Te puede interesar:

 

Consulta tu horóscopo
de hoy