Qué comer para entrar en calor y sin subir de peso

Consume alimentos que ayuden al organismo a mantener la temperatura corporal y que aporten nutrientes que fortalezcan el sistema inmunológico
Qué comer para entrar en calor y sin subir de peso
Foto: Pxhere

Vivimos un momento sin precedentes...

La crisis causada por el coronavirus nos ha puesto en pocos días en una situación que nadie podía imaginar. La amenaza a la salud de todos debe ser nuestra primera preocupación. Y después, las consecuencias sociales y económicas que ya están golpeando duramente a nuestra comunidad. Pero nuestro compromiso contigo y con todos nuestros lectores es más firme que nunca. Queremos informarte y ayudarte a tomar decisiones en tu día a día.

Producir este contenido que estás leyendo cuesta dinero.
El dinero que permite que los escritores, editores y demás personal de La Opinión puedan mantener a sus familias.
Nosotros no cerramos nuestro contenido como hacen otros medios, porque queremos que todos puedan leerlo, también aquéllos que no puedan pagar una suscripción.

Pero sí pedimos a quienes puedan colaborar con nosotros que nos ayuden. Sólo toma un minuto y puedes aportar tan poco como $3.5 por mes (Sí, leíste bien SOLO $3.5 por mes). Hará un gran diferencia.

Durante el inverno lo que más se nos antoja es consumir alimentos calientes reconfortantes que nos hagan entrar en calor. También es importante que nuestras comidas contengan los nutrientes necesarios que fortalezcan nuestro sistema inmunológico y así podamos combatir resfriados e infecciones que se hacen más presentes en la época de frío.

Como nuestras actividades físicas pueden disminuir, también nuestro gasto calórico, por ello debemos procurar una alimentación que nos ayude a recuperar la temperatura, pero que no favorezca nuestro aumento de peso.

Te puede interesar: Vitamina D, ¿es necesario un suplemento o basta con el sol?

Crédito: Navada Ra/Pexels

Caldos y sopas

Los caldos, sopas y purés con vegetales, aportan nutrientes, hidratan y ayudan al organismo a mantener la temperatura corporal o recuperarla.

Si agrega pollo, pescado, carne o legumbres, obtendrá una preparación muy completa con proteínas, vitaminas, minerales y fibra.

Use poca sal y en el caso de la carne, elija cortes magros

Si quiere dar un plus a sus preparaciones, añada cebolla, ajo y jengibre por sus efectos antibióticos, antioxidantes y antiinflamatorios.

Bebidas calientes

Infusiones

Aportan antioxidantes y favorecen la digestión. La mayoría de los resultados de los estudios en humanos indicaron los efectos beneficiosos del té verde y sus las catequinas contra las enfermedades inflamatorias. Sin embargo, se debe tener cuidado para evitar una sobredosis, que puede inducir efectos nocivos, incluida la lesión hepática. No exceder de 2 tazas diarias.

Crédito: Pxhere

Chocolate caliente

El chocolate con mayor concentración de cacao mejora el estado de ánimo y protege el corazón. Los antioxidantes como los polifenoles, especialmente los flavonoles, presentes en grandes cantidades en el cacao, causan vasodilatación, modulan los marcadores inflamatorios y poseen una gama de efectos cardiovasculares protectores.

Crédito: Pxhere

Café

El café al igual que el té y el chocolate, es antioxidante, antidepresivo y ayuda a bajar de peso.

Crédito: Pxhere

Te puede interesar: Cuántas tazas de café al día necesitas para adelgazar según la ciencia

Leche baja en grasas

La leche aporta proteínas, calcio y yodo. Otra opción es la “leche” de soya que aparte de su contenido de isoflavonas, aporta calcio,  vitaminas B, fibra, potasio, magnesio y proteínas de alta calidad. A diferencia de algunas proteínas vegetales, la proteína de soya se considera una proteína completa, que contiene los nueve aminoácidos esenciales que el cuerpo no puede producir y que deben obtenerse de la dieta.

Crédito: Pxhere

Carbohidratos de absorción lenta

Alimentos que nos den energía pero que no incrementen rápidamente los niveles de azúcar en sangre.

Lentejas

Legumbres como las alubias, garbanzos y las lentejas, tienen un bajo contenido en grasa, alto nivel de proteína vegetal y fibra. Las lentejas también aportan hierro, zinc, potasio, fósforo, selenio y vitaminas, entre las que destacan la tiamina, niacina, folatos y vitamina B6.

El importante contenido de fibra favorece el tránsito intestinal, ayuda a reducir el colesterol y nos da sensación de saciedad.

Crédito: Matthias Lipinski /Pixabay

Avena

La avena contiene una fibra soluble llamada beta-glucano, que se ha investigado para ayudar a retrasar la digestión, aumentar la saciedad y suprimir el apetito.

El beta-glucano puede unirse con los ácidos biliares ricos en colesterol en el intestino y llevarlos fuera del organismo.

Crédito: Pxhere

Pasta

También podemos considerar la pasta, ya que no engorda, tiene un índice glucémico más bajo que las papas, el arroz y el pan blanco. Una porción equivale a una taza de 120 gramos. Lo que debemos de cuidar son los acompañamientos, limite el queso y las salsas blancas.

Te puede interesar: Baja de peso y mantente saludable comiendo garbanzos, aprende a cocinarlos

Crédito: Pxhere

Pescados grasos

Además de aportar proteínas, hierro, vitaminas A, B6 y B12, los pescados grasos como el atún, salmón, sardina y caballa, están entre las mejores fuentes de vitamina D que el sistema inmunitario requiere para combatir los virus y bacterias que lo invaden. Además son la fuente principal de ácidos grasos Omega-3.

Los también llamados pescados azules tiene un poco más de calorías que los pescados blancos, sin embargo, la cantidad es moderada al comparar con carnes. El atún tiene 130 calorías por cada 100 gramos, mientras que la carne de ternera tiene 250 calorías.

Crédito: Pxhere

El consumo carne y pescado, así como una variedad de frutas, vegetales y semillas, le aportará antioxidantes, ácidos grasos, proteínas, vitaminas y minerales que le ayudarán a mantenerse saludable.

Te puede interesar: 10 alimentos que ayudan a evitar la depresión