5 cambios que puedes hacer en tu casa para tener un hogar feliz

Buenos hábitos son la mejor solución para el estrés

5 cambios que puedes hacer en tu casa para tener un hogar feliz
Todos somos cantantes de closet, aproveche el aseo y el baño para ejecutarlo con libertad.
Foto: Mohamed Hassan / Pixabay

Hacer el aseo de la casa no suele ser de las actividades más deseables, pero sí de las más necesarias, aunque en muchas de las ocasiones las postergamos hasta que todo se acumula. Jamás nos pasaría por la cabeza que hay acciones que nos podrían brindar satisfacción y, con ello, provocarían un hogar feliz entre todos los integrantes de su familia, comenzando por ti.

1.- NO POSTERGUES LAS TAREAS

Nada como tener la buena costumbre de ocupar y acomodar, usar y limpiar. Procura no acumular tus tareas porque no sólo provocará que no las quieras hacer, sino que te generará molestias innecesarias. Genera los buenos hábitos en todos los integrantes de tu familia, especialmente a los más pequeños para que se sientan integrados y logren hacerlo una sana costumbre.

2.- EVITA LA ACUMULACIÓN

Tener recuerdos de eventos sociales, viajes familiares u obsequios bien intencionados de personas cercanas a nosotros, pueden ayudarnos a mantener vivo el momento en la memoria, sin embargo, cuidado con exagerar. Tener demasiados objetos puede dar un aspecto desordenado en el hogar que solo ocasionara estrés entre los habitantes. Deshazte de todos los artículos que puedas y quédate solo con aquellos verdaderamente significativos para todos.

3.- HACER DINÁMICO LO IMPENSABLE

A nadie le encanta lavar los platos o sacar la basura, pero son necesarios para un hogar próspero. Busca maneras creativas de motivación para que la familia haga sus correspondientes quehaceres: pon música, baila mientras limpias, canta y hasta propón premios por completar las tareas. Si tus hijos ven tu buena energía, ellos también lo querrán hacer.

4.- DAR REGALOS AL HOGAR

Es un pretexto. Su casa va a estar agradecido contigo, pero más tú y tu familia. Comprar de vez en cuando un sillón más cómodo, un comedor agradable o incluso algún mueble que sirva en la decoración de su vivienda, le dará nueva vida a su espacio familiar. Más allá de nuevas compras, quédate con los muebles que te generen felicidad, lo demás tíralos.

5.- RENOVACIÓN SI PUEDE

Una renovación puede que requiera de una fuerte inversión, cambios en los colores de las habitaciones, enseres nuevos, trabajos de reconstrucción; pero no todo debe significar gasto porque a la larga no hará feliz a nadie si endeuda a toda la familia. Una renovación también podría significar una reorganización de sus muebles y espacios, para darle un nuevo aspecto a su hogar sin mayor gasto que la energía del nuevo acomodo.

 

-También te puede interesar: