Familia pierde $775 mil dólares en fraude de compra de casa en línea

La familia ha tenido que empezar su vida de cero, aceptando la caridad y donaciones de extraños después de haber sufrido semejante fraude

Kevin y Nicole Noar están atravesando un momento complicado después de perder sus ahorros de toda la vida al intentar comprar la casa de sus sueños en Carlsbad, California

Kevin, chef de profesión, admite que no puede ni dormir, solo piensa en todo el dinero que ha perdido, según informa NBC7 San Diego.

El pasado 14 de febrero la pareja recibió lo que ahora saben que era un correo electrónico falso de un supuesto agente inmobiliario. No prestaron atención a la dirección de correo electrónico del remitente, por lo que no notaron que terminaba en “.corn” en lugar de “.com”.

Antes de aquel correo electrónico falso, habían recibido uno real para aportar la garantía económica para la propiedad. La pareja piensa que los hackers usaron esa información para enviarles instrucciones sobre cómo transferir el dinero.

Los Noars insisten en que verificaron y volvieron a verificar los números de cuenta, los mails…todos los documentos coincidían.

“Simplemente cortaron y pegaron el mismo encabezado, hicieron la misma tipografía, arte, el mismo título de custodia, todo lo que tenían que hacer era tomar eso, cortarlo y pegarlo, y no pudimos determinar si era falso”, explicó Kevin Noar al  mencionado medio.

Según la pareja, el banco disponía de tres medios de seguridad, tres niveles para detectar el problema; un cajero, un gerente y el departamento de transferencia de dinero. Nadie vio un problema de fraude.

“Más tarde descubrimos que el dinero pasaba por una cuenta de bitcoin. En el papel aparecía BitCross. Ahora que hemos investigado, sabemos que esa es la moneda cibernética, y que, muchas veces, es una señal, una alarma roja de estafas y fraudes“, explicó Nicole Noar.

Supuestamente, la compañía de depósito en garantía no siguió el protocolo para proteger su información, y el banco no siguió el protocolo para proteger su dinero, por eso están esa situación en este momento.

La familia, que tiene un hijo de un año, se ha tenido que trasladar a vivir con los padres de Kevin, que les ayudan a mantener todo en perspectiva y no hundirse.

“Tenemos que recordar qué es importante. Si tenemos que vivir con nuestros padres y comenzar de nuevo, lo haremos”, dijo Nicole Noar.

De momento, todo lo que pueden hacer es luchar por salir de una situación injusta. Seguro que, al menos, sirve para que nadie más sea víctima de este tipo de fraudes.