Los perros tienen la nariz fría por este motivo

Un estudio revela que el órgano olfativo de los canes actúa como un sensor capaz de detectar fuentes de calor a distancias considerables

El misterio de las narices frías de los perros ha sido resuelto.
El misterio de las narices frías de los perros ha sido resuelto.
Foto: Lum3n / Pexels

Cuando se toca la nariz de un perro es posible notar que está fría en comparación con la temperatura ambiente, la razón es que funciona como sensor, lo cual les da unas capacidades de detección tan sorprendentes como las que demuestran los experimentos llevados a cabo por un equipo de investigación internacional.

Según Sputnik Mundo, un nuevo estudio ha determinado que el órgano olfativo de los caninos está unos cinco grados centígrados por debajo de la temperatura ambiente cuando ésta es de 30 grados y ocho grados más elevada cuando hace cero grados. La temperatura de la nariz perruna coincide con la del ambiente en el valor de 15 grados.

La investigación dice que el extremo de la nariz del perro actúa como un sensor capaz de detectar fuentes de calor a distancias considerables. De hecho, los científicos suecos y húngaros a cargo de este trabajo demostraron con experimentos que el órgano olfativo de los canes detecta incluso pequeños animales a distancias de 4.9 pies solo por el calor que desprenden.

Foto: Pexels. El órgano olfativo de los canes puede detectar animales a 4.9 pies de distancia solo por el calor que desprenden.

Para llegar a esos resultados, los expertos analizaron el comportamiento de tres perros que debían identificar cuál de los dos objetos de 10 centímetros de ancho utilizados estaba 12 grados más caliente que la temperatura ambiente, algo que resulta imposible para un ser humano.

Como resultado, “los tres perros detectaron los estímulos de radiación térmica débil en experimentos a doble ciego”, destacaron los científicos de la Universidad de Lund y de la Universidad de Eotvos Lorand en su estudio.

“Además, empleamos imágenes por resonancia magnética funcional en 13 perros despiertos, comparando las respuestas a los estímulos de calor de aproximadamente las mismas temperaturas que en el experimento de comportamiento. El estímulo de calor causó una respuesta neuronal incrementada“, añadieron los expertos que realizaron el estudio.

Te puede interesar: Las razones por las que las personas padecen cinofobia y cómo superarla

Leer más: Beneficios e inconvenientes de las carnazas para perro