¿Por qué los espejos son un arma de doble filo para nuestra energía?

Conoce en qué lugares no debes colocar un espejo para evitar que te robe la energía

Aprende a usar el poder de los espejos.
Aprende a usar el poder de los espejos.
Foto: Unsplash

Los espejos son herramientas que, de acuerdo con la filosofía del Feng Shui, atraen la abundancia, prosperidad y su correcta colocación nos ayuda a duplicar la energía. Pero si no los usamos de manera adecuada se convierten en un arma de doble filo que pueden alterar el entorno.

Una de las habitaciones donde solemos tener espejos es en el dormitorio y no porque así lo sugiera esta corriente de origen chino, más bien tiene un fin completamente diferente: están ahí porque nos gusta ver cómo lucimos antes de salir del hogar.

Quizá no tenemos conciencia de que podríamos estar perjudicando el descanso si está colocado frente a la cama. Según el Feng Shui, cuando dormimos frente a un espejo la energía vital estará flotando toda la noche entre el espejo y nosotros porque el reflejo la rebota. Esto ocasionará que, por la mañana, estemos cansados y de mal humor.

No se recomienda tener un espejo frente a la cama. Foto: Sonja Kavka/Pixabay

Claro que siempre hay una excepción a la regla. Si actualmente tienes un espejo frente a tu cama y duermes de maravilla no tienes por qué cambiarlo de lugar, pero si es lo contrario llegó la hora de quitarlo. Si no deseas cambiarlo de lugar, puedes taparlo con una manta durante la noche.

Otra recomendación de esta filosofía es no tenerlos frente a las puertas ya que rebotan todas las energías e impiden que fluyan.

El lugar correcto para colocar un espejo es el baño o en el comedor para multiplicar los alimentos. También donde tengas velas o cristales energéticos, así podrás duplicar su poder.

Te puede interesar:

Consulta tu horóscopo
de hoy