Primera gran oleada de aumento de beneficios para desempleados

En siete días de mediados de marzo 70,000 personas más solicitaron ayudas por falta de trabajo

El momento ideal para buscar trabajo
El momento ideal para buscar trabajo
Foto: Shutterstock

En la semana acabada el día 14 de marzo 281,000 personas solicitaron la prestación de desempleo. Son 70,000 personas más que la semana anterior y es una de las mayores subidas en apenas siete días en la historia.

El efecto del coronavirus en el empleo va a ser devastador debido al cierre de negocios y la precipitada caída de los ingresos. Empresas grandes y pequeñas, negocios de barrio y multinacionales están cesando sus actividades temporalmente y con ello se acaban los ingresos básicos para su funcionamiento.

No obstante, esta lectura sobre las prestaciones de desempleo no va a ser del todo ajustada a la realidad — puede ser peor– ya que los portales en Internet en algunos estados, entre ellos Nueva York, para solicitar los beneficios están atascados debido al alto volumen de usuarios.

El mayor incremento de solicitud de estas ayudas al desempleo hasta la primera semana de marzo se registró en California, Texas,  y Washington, este último estado es donde antes se registraron los casos de coronavirus y se cesaron las actividades.

Según las cifras del departamento de Trabajo, 1,7 millones de personas están cobrando el seguro de desempleo en la semana que acabó el 7 de marzo. Durante la Gran recesión se llegó a 6.6 millones, algo que puede ocurrir en la actual crisis.

En Washington se están preparando medidas excepcionales de financiación de hogares y negocios para evitar este aumento. El miércoles el Congreso dio su visto bueno y el presidente firmó una ley que provee aumentos para estas ayudas al desempleo además de provisiones para una mejora aunque aún insuficiente de la licencia pagada por enfermedad.

El efecto de la crisis del coronavirus va a ser devastador en el empleo. Las cifras correspondientes al mes de marzo se conocerán el 3 de abril pero Goldman Sachs ya cuenta con que la economía se contraiga un 2.5% en la primera mitad del año. El Economic Policy Institute, EPI, estima que eso supone que habrá una pérdida de tres millones de empleo hasta junio. 

Desde este instituto de estudios se explica que Deustche Bank apunta que sean 7.5 millones los trabajos que se hayan perdido hasta el verano. Desde EPI se recuerda que afectará a todas las industrias y geografía pero sobre todos a los trabajadores en servicios de comidas, hoteles y tiendas al por menor.