El Censo sigue su curso a pesar del coronavirus, ¿ya participaste?

No dejes que la pandemia interfiera con el conteo nacional
El Censo sigue su curso a pesar del coronavirus, ¿ya participaste?
Responde al cuestionario desde tu hogar, ya sea online o por teléfono.
Foto: Negative Space / Pexels

A pesar de una pandemia que ha obligado a millones de personas a quedarse en sus hogares y a distanciarse socialmente, el conteo nacional de cada 10 años sigue su rumbo. Este mes, todos los hogares estadounidenses recibieron la invitación para participar en el Censo 2020.

Hoy más que nunca es importante ser contados porque de dicho conteo dependen la distribución de fondos para recursos y servicios para la comunidad en tiempos como el que estamos atravesando. Del conteo depende también la representación política en Washington DC e innumerables programas que benefician a nuestra comunidad.

Participar en el conteo es más fácil que nunca. Una vez que recibes la invitación por correo, simplemente puedes responder online o por teléfono, sin tener que esperar a que llegue el cuestionario de papel. Si prefieres hacerlo de este modo, puedes enviar tus respuestas de inmediato y por correo, en cuanto recibas el formulario.

Para responder a través de la internet, debes utilizar el código único de 12 dígitos que se encuentra en la invitación que recibiste este mes en el correo. Todos aquellos hogares que respondan de inmediato de cualquiera de estas tres formas, no recibirán la visita de seguimiento un enumerador del Censo para recabar la información. Responder a las preguntas del Censo toma alrededor de 10 minutos. Tu respuesta pronta reducirá la necesidad de la Oficina del Censo de enviar trabajadores a los distintos hogares.

Consecuencias del COVID-19

La Oficina del Censo informó que los planes de contratación, alcance y visitas puerta a puerta de los trabajadores del Censo serán reevaluados y reconsiderados, conforme al desarrollo de la pandemia.

En una conferencia telefónica con reporteros, la semana pasada, Tim Olson, Director de operaciones de campo de la Oficina del Censo, indicó que, debido a la pandemia, la campaña de puerta a puerta se extenderá del 31 de julio, al 14 de agosto de este año.

“No temenos experiencia con una pandemia nacional, tenemos planes, pero no tenemos experiencia con (esta situación). Somos como todos, aprendiendo a medida que vamos”, indicó Olson.

Olson alentó a la población a participar online y explicó que la contratación y entrenamiento de trabajadores temporales del Censo estaba siendo reevaluada. Los formularios de papel destinados a reservaciones indígenas y zonas rurales también fueron detenidos temporalmente, como medida de precaución, indicó.

“No estamos actualmente en el campo. Pusimos una pausa”, indicó a los medios.

La Oficina del Censo ha creado un equipo interno de COVID-19 para monitorear la situación y estar al tanto de la información que llega de las autoridades locales, estatales y nacionales.

Entre las poblaciones difíciles de contar, como consecuencia de la propagación del coronavirus, se encuentran las cárceles y centros de detención, y las universidades y la población estudiantil.

  • Conteo en las cárceles
    Si bien varios centros penitenciarios han prohibido las visitas debido a la pandemia, la Oficina del Censo coordinó previamente el conteo de las personas detenidas, a través de listas electrónicas y formularios de papel que son distribuidos dentro de los centros de detención.
  • Conteo en las universidades
    La contabilización de los jóvenes universitarios que viven en dorms también se ha complicado. El conteo se realiza en el sitio geográfico donde la persona pasa la mayor parte del tiempo, en este caso los colegios y universidades. Pero dichas instituciones han cerrado sus puertas como medida preventiva. La Oficina del Censo está en contacto con las instituciones educativas para apoyar el conteo correcto de dicha población.

Diez millones de hogares

A pesar del coronavirus, Olson indicó que hasta el momento 10 millones de hogares estadounidenses ya habían respondido al cuestionario, una cifra más alta de lo esperado. Olson atribuyó la alta respuesta a que la población en general entiende la importancia del conteo y sus beneficios.

A pesar de las dificultades y de la cuarentena, no hay excusas para no participar. La información recabada es completamente confidencial. Los beneficios de hacerlo nos ayudarán a todos.

La Oficina del Censo tiene planeado entregar al Congreso y al presidente Trump el conteo final de cada estado para el 31 de diciembre de este año.