Covid-19: ICE debe liberar a los inmigrantes detenidos en Adelanto

Covid-19: ICE debe liberar a los inmigrantes detenidos en Adelanto
Personas visitan el centro de detención Adelanto. (Alejandro Cano)
Foto: Impremedia

Por varios años activistas han luchado en el área de Inland Empire para cerrar el Centro de Detención Adelanto, señalando negligencia médica, múltiples muertes, y un discurso odioso anti-migrante que ha deshumanizado a las personas que llegan a trabar a EEUU. Hemos recibido llamadas de personas detenidas en este centro que han compartido experiencias personales estando forzados a vivir en condiciones terribles. Comida caducada, negándoles agua, negligencia médica, maltrato sistemático que se está volviendo más y más normalizado en el discurso convencional.

Tan solo unos días atrás, despertamos a una nueva realidad que enfrenta nuestro país y el mundo entero. Ahora, mientras que el Covid-19 golpea al mundo con fuerza, comunidades inmigrantes se ven forzados a lidiar con el diluvio de información y números que describen posibilidades graves para los miles de individuos detenidos en esta instalación. Sabemos de una gran cantidad de personas que sufren de enfermedades crónicas y con necesidades médicas complicadas, que se encuentran en las instalaciones de Adelanto. La mejor y única manera de proteger a estas personas asegurando su bienestar, es reducir el número de detenidos dentro del centro sobresaturado, dejándolos volver con sus familiares. El estado de california hospeda a más inmigrantes que cualquier otro estado. Nuestro estado también cuenta con uno de los sistemas de detención migrantes más grandes del país – una industria que produce ganancias de miles de millones de dólares.

En el interés al bienestar y la salud pública, los mas de 2000 inmigrantes actualmente detenidos por ICE en Adelanto, California, deben ser liberados de inmediato y se debe permitirles reunirse con sus familiares. El Sheriff del condado de Los Ángeles ya se ha comprometido a reducir la población detenida y ya comenzó a liberar a 600 personas. Aquellos en detención migrante están debido a infracciones civiles – literalmente por no procesar documentos necesarios. Es imperativo su inmediata liberación.

Debido a la amenaza de un brote de infecciones por el coronavirus en centros de detención migrante, es inminente que no confiemos que estas instalaciones puedan proveer el cuidado necesario para las personas detenidas. Las personas encerradas en estos centros se encuentran extremadamente vulnerables al contagio y propagación de una enfermedad contagiosa debido a estar privados de sanidad básica, proximidad física a los demás, y un historial de cuidado médico inadecuado bajo la custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) y de la Aduana y Protección Fronteriza (CBP).

La detención de migrantes es incompatible con los mensajes de la fe, la humanidad, y la dignidad, pero los hechos hablan por si mismos; si existe un sitio en este país que esta inadecuadamente adaptado para proteger las vidas de los migrantes – es un lugar bajo el cargo de ICE junto a la corporación GEO, dos entidades que han buscado normalizar la deshumanización y la negación de derechos humanos básicos a los inmigrantes en los estados unidos.

Los efectos peligrosos y mortales del coronavirus son potenciados en el confinamiento, donde las personas encarceladas comúnmente se encuentran malnutridos debido a alimento caducado y son negados de las medidas básicas para prevenir la exposición al virus.

Mientras que las noticias sobre el Covid-19 se esparce, igual se esparce el sentimiento anti-migrante en este país. Llamados mal orientados y oportunistas de levantar el muro fronterizo, o la promoción de la detención prolongada o indefinida, o argumentar a favor de aumentar el presupuesto de ICE y CBP solo empeorarán los problemas. El sistema creado para encarcelar inmigrantes esta fatalmente fallido y ahora tenemos la oportunidad de tomar un paso en la dirección correcta.

Hemos ya visto casos donde posponen cortes y limitado visitas. Al mismo tiempo, ICE y otras agencias policiacas han aumentado sus actividades de persecución. Es una vergüenza que mientras vivimos una pandemia global, mientras que el mundo busca reunirse para cuidarse entre si, tenemos a estas agencias aprovechándose para separar familias en vez de hacer todo lo posible para salvar y proteger sus vidas con los recursos limitados que tenemos a la mano.

La posibilidad del incremento en el aislamiento de las personas encarceladas en detención migrante compromete aun más sus vidas. Sin acceso directo a sus familiares, sus historias se ocultan, sus necesidades se ignoran, y no podemos esperar hasta que haya vidas perdidas. El Sheriff Villanueva del condado de Los Ángeles ha demostrado el camino correcto y ha empezado a liberar a cientos de personas. Aquellos buscando asilo, tratando de reunirse con sus familiares mientras están detenidos de forma indefinida deben tener la misma oportunidad. ICE tiene la autoridad de liberar a las personas detenidas, debe ejercer su autoridad para liberarlos de inmediato.

Armando Carmona, director de comunicaciones de la Coalición Justicia para Inmigrantes y de Tzunu Strategies.