Cómo limpiar un lavavajillas con vinagre en 6 pasos

El vinagre es un excelente agente de limpieza para diferentes superficies

El vinagre blanco y el bicarbonato de sodio puede ayudarte a limpiar tu lavavajillas.

El vinagre blanco y el bicarbonato de sodio puede ayudarte a limpiar tu lavavajillas. Crédito: Castorly Stock | Pexels

Consideramos que electrodomésticos de limpieza como el lavavajillas no requieren de lavarse debido a que constantemente se utiliza precisamente para la higiene de los artículos de cocina, sin embargo, esa es una inferencia errónea debido a que la grasa y residuos de comida pueden quedarse impregnadas en sus paredes.

La fusión del vinagre con el bicarbonato de sodio genera una solución que ayuda a limpiar zonas complicadas con la desintegración de algunos sólidos orgánicos. Por ello es que te brindamos los 6 pasos con los que puedes lavar tu lavavajillas propuestos por Architectural Digest.

1. Reúne tus suministros

  • Agua tibia
  • Vinagre blanco destilado
  • Bicarbonato de sodio
  • Palillo de dientes
  • Cepillo de dientes
  • Paño de microfibra
  • Guantes de goma

2. Retira el filtro, los porta utensilios y las rejillas

Para poder limpiar de manera adecuada, vas a tener que liberar espacio dentro de tu lavavajillas al quitar las rejillas, porta utensilios y los filtros. Cada uno de estos complementos colócalos en una mezcla de agua tibia con una taza de vinagre blanco. Déjalos ahí por 30 minutos.

3. Despeja todos los escombros

Ahora que tienes el interior del lavavajillas despejado, limpia las paredes, los brazos rociadores y cada esquina. Toma tu paño humedecido con la solución de vinagre con agua para poder retirar cada residuo. Si estos persisten, toma tu cepillo o palillo de dientes para retirarlos y sobre todo para facilitarte el lavado en las ranuras y agujeros complicados de limpiar.

4. Haz un ciclo de lavado con agua caliente con vinagre

Llena un tazón apto para el lavavajillas con una taza de vinagre blanco y colócalo en el fondo del lavavajillas vacío. Configura el lavavajillas para que funcione con un ciclo de agua caliente. El vinagre descompondrá trozos de comida, grasa, espuma de jabón, residuos y cualquier otra mugre persistente.

5. Ejecuta otro ciclo de lavado corto con bicarbonato de sodio

Cuando finalice el primer ciclo, retira el tazón y espolvorea una taza de bicarbonato de socio en el piso del lavavajillas. Ejecuta un ciclo corto. El bicarbonato de sodio eliminará las manchas y refrescará el lavavajillas. Vas a tener un lavaplatos brillante y espumoso que huele muy limpio.

6. Limpiar el exterior

Toma un limpiador específico para el material de tu lavavajillas. Por ejemplo, si es de acero inoxidable, vas a necesitar un producto de limpieza para no afectar o rayar su interior.

También puedes limpiar el exterior con una solución de jabón para platos, agua y vinagre blanco donde remojes tu paño y comiences con el aseo.

Recuerda realizar este proceso de limpieza por lo menos una vez cada seis meses.

-También te puede interesar:

En esta nota

casa habitos Hábitos saludables Hogar lavaplatos limpiar limpiar la casa limpieza limpieza de casa limpieza de casas vinagre vivienda

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain