Los síntomas de un perro “triste” y cómo ayudarlo

Las mascotas pasan por diferentes estados de ánimo, así que es de vital importancia identificar estos cambios para actuar y prevenir alguna enfermedad o incidente a futuro
Los síntomas de un perro “triste” y cómo ayudarlo
Un perro puede estar triste por muchas razones y se puede deteriorar su salud.
Foto: sianbuckler / Pixabay

Según especialistas, no hay pruebas que de los perros sientan lo que sus amos podrían considerar como “tristeza”, pero sí pueden tener emociones negativas y existen muchos factores que afectan su bienestar mental. Su mirada, movimientos y cola transmiten actitudes que interpretamos como “alegría, tristeza, enojo o miedo” que ayudan a que detectemos si hay algún problema mayor en su salud.

Si conoces bien a tu perro sabrás cuáles son los signos de tristeza que muestra, que en ocasiones son parecidos a los de los humanos, pero los síntomas más habituales son cambios en el comportamiento y estado de ánimo, alteración de los hábitos alimentarios y del sueño, apetito excesivo o inapetencia, de acuerdo con OKdiario.

Lamido de patas (aunque hay razones fisiológicas como infecciones o dolor en las articulaciones, si el perro se lame incesantemente una pata y aparece alguno de los otros síntomas, puede tratarse de depresión), temperatura corporal alta, diarrea y/o vómitos y aislamiento son otros signos.

Foto: StockSnap/Pixabay. Los amos deben estar atentos a las señales que da un perro cuando sufre cambios en sus emociones.

Lo primero que se debe de hacer es identificar la causa de la tristeza, pueden ser nacimientos, mudanzas, muertes, cambios de horarios, depresión o enfermedad de algún miembro de la familia. Después, lo ideal sería llevar al perro al veterinario para un chequeo para saber con precisión si se trata de cambios de estado de ánimo o alguna enfermedad.

La tristeza en sí no es un problema grave, a menos que sea uno de los síntomas que provoque depresión clínica canina. Es un desequilibrio químico del cerebro y se trata con medicamentos similar al estrés postraumático en los seres humanos.

En estos casos es vital dedicarle un poco más de tiempo y atención al can, hay que apapacharlo y practicar sus actividades preferidas como salir a correr o jugar. Cambiar el estado de ánimo cuando el perro está triste no es tan fácil y seguramente es algo pasajero y dentro de poco tu perro volverá a ser la mascota activa y feliz de siempre.

Te puede interesar: 8 ejercicios para activar a tu perro en casa en esta cuarentena

Leer más: Las patas biónicas para mascotas que sufren accidentes o enfermedad