Restaurante de Boyle Heights alimenta a los más necesitados

El programa Buy One, Give One Food ayuda a 70 personas cada semana

Emmanuel Deleage, izq., da de comer a los desamparados del refugio Proyecto Guadalupe. (Suministrada)
Emmanuel Deleage, izq., da de comer a los desamparados del refugio Proyecto Guadalupe. (Suministrada)
Foto: Cortesía

Cuando la pandemia del coronavirus llegó a Los Ángeles, un albergue de Boyle Heights se vio obligado a cancelar la participación de sus voluntarios para evitar propagar el contagio del COVID-19.

No obstante, este trabajo era vital ya que ellos se encargaban de alimentar cada día a alrededor de 70 miembros del albergue Proyecto Guadalupe, que pertenece a la organización Proyecto Pastoral.

Cerca del 40% de los huéspedes del lugar son personas de la tercera edad.

“Los voluntarios nos ayudaban a sostener el albergue y traer comida para los que están aquí”, contó Raquel Román, directora del refugio.

Comentó que con pocas opciones pero mucha necesidad, pidió ayuda a familiares, amigos y la comunidad para que donaran alimentos.

“Entonces Proyecto Pastoral llamó al restaurante Casa Fina para ver si nos podían apoyar”, agregó.
Sin pensarlo mucho dicho restaurante, localizado también en Boyle Heights, aceptó y decidió poner manos a la obra hace cuatro semanas.

Fue así como nació el programa “Buy One, Give One Food” (Compra un alimento, regala un alimento).

El programa reparte comida a los desamparados del refugio Guadalupe una vez a la semana. (Suministrada)

La iniciativa se encarga de ofrecer comida gratis a los más necesitados con cada orden que piden los clientes.

Cada vez que el restaurante reúne cerca de 70 órdenes llevan 70 platos de comida al albergue Proyecto Guadalupe. Hasta el momento han podido llevar merienda a una vez por semana sin falta.

El co-dueño de Casa Fina Restaurant & Cantina, Emmanuel Deleage, dijo que aunque ellos también enfrentan una crisis económica debido a las limitaciones en sus ventas por la emergencia de salud, se sintieron afortunados de poder dar una mano amiga a los más vulnerables.

“Queremos demostrar que también podemos ayudar”, señaló. “De los 24 empleados que tenemos regularmente ahorita están trabajando 22, con horas muy limitadas pero aquí están”.

Deleage agregó que los meseros y busboys ahora se encargan de llevar los pedidos de comida a la casa.
Y que además Casa Fina se encargó de crear La Tiendita, que cuenta con algunos de los víveres y necesidades básicas que pueden comprar los clientes con su pedido.

“Nos mantenemos muy positivos, sabemos que todos estamos sufriendo pero nos estamos ayudando unos a otros”, dijo Deleage. “Intentamos ser solidarios”.

Buy One, Give one Food

Este 14 de abril marca la cuarta semana del programa cuando Casa Fina Restaurant & Cantina enviará nuevamente 70 platos de comida haciendo un total de 280 platos desde que comenzaron.

La comunidad ha respondido positivamente, ya que sus órdenes han sido constantes, y de seguir así el restaurante está planeando posiblemente llevar dos envíos de comida a la semana al refugio.

“Las personas del albergue esperan con muchas ganas esta comida porque les gusta mucho el sazón de los cocineros”, dijo Román.

“Muchos de ellos ya estaban en una crisis económica antes de que empezara [la pandemia]”, agregó.

El albergue Proyecto Guadalupe tiene en promedio a sus huéspedes por 90 días y después los envían a hogares más permanentes.

Sin embargo, desde que se dio la pandemia del coronavirus, no han movido a ningún huésped y solo han aceptado uno nuevo el cual está ahora en aislamiento temporal, dijo Román.

“Las personas de aquí no salen a menos que tengan que ir a una visita al doctor u otra salida esencial”, indicó la directora.

Y mientras el albergue Proyecto Guadalupe se encarga de mantener sanos y salvos a sus huéspedes, Casa Fina Restaurant & Cantina y sus empleados se encargan de repartir la comida a los clientes y las donaciones a los huéspedes del refugio.

Por cada comida para llevar comprada en Casa Fina Restaurant & Cantina, localizada en el 1842 East First Street, Boyle Heights, valorada en $10 o más, el restaurante dona una comida al Refugio del Proyecto Guadalupe de Proyecto Pastoral, que se ubica a en la cuadra 171 Gless Street en Boyle Heights.

Casa Fina Restaurant & Cantina es copropiedad de la galardonada dramaturga/guionista Josefina López, creadora de la obra, “Real Women Have Curves”, y también es la directora artística fundadora del teatro CASA 0101.

Ambos están localizados sobre la calle Primera en Boyle Heights. Deleage es el director ejecutivo de CASA 0101.

Para saber más acerca del programa de donación de alimentos visite: www.casafinarestaurant.com