No guardes las papas en el refrigerador, las haces peligrosas para tu salud

Las papas refrigeradas aumentan sustancia que puede causar cáncer

Foto: Pxhere
Foto: Pxhere
Foto: Pxhere

Si tu manera de conservar las papas es metiéndolas en el refrigerador, no es una buena idea, ya que lo que estás provocando es que aumenten la cantidad de una sustancia considerada carcinógeno humano.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aconseja no guardar las papas en el refrigerador, ya que pueden aumentar la acrilamida durante la cocción.

¿Qué es la acrilamida?

La acrilamida es una sustancia que se forma a través de una reacción química natural entre los azúcares y la asparagina, un aminoácido, en algunos alimentos.

La acrilamida se forma durante la cocción a altas temperaturas, como freír, asar y hornear.

LA FDA señala que altos niveles de acrilamida causan cáncer en animales, y sobre esa base los científicos creen que es probable que también cause cáncer en humanos.

Acrilamida en alimentos

Los alimentos que son la fuente principal de acrilamida son las papitas fritas; galletas y pan; cereales para desayuno; aceitunas negras en lata; jugo de ciruela y café.

No es necesario eliminar de la dieta los alimentos que generan acrilamida, sino considerar algunas medidas para reducir la sustancia.

Foto: Pxhere

Reducir acrilamida en papas

No guardar papas en el refrigerador disminuye el tiempo de cocción y con ello el contenido de acrilamida.

Si fríes papas congeladas, sigue las recomendaciones de tiempo y temperatura que brinda el fabricante.

Evita freírlas en exceso o quemarlas, deben tener un color amarillo dorado. Las áreas marrones tienden a contener más acrilamida.

Almacenamiento

Guarda las papas en un lugar fresco, oscuro, seco y bien ventilado. Dentro de una malla, papel, o plástico perforado.