Britney Spears sigue sin poder tomar sus propias decisiones a causa de la crisis por coronavirus

La situación actual ha retrasado el proceso que le quitaría la tutela legal que se ejerce sobre ella

Britney Spears.
Britney Spears.
Foto: Mezcalent

La cantante Britney Spears continuará bajo una tutela legal que en la práctica cede el control sobre sus finanzas y otros aspectos clave de su vida a una tercera persona, en la actualidad su manager Jodi Montgomery.

La vista que debería haberse celebrado este martes, para revisar los aspectos de la supervisión a la que vive sometida y estudiar la posibilidad de permitirle ganar parcelas de independencia, ha sido aplazada hasta el próximo 22 de julio debido a la actual crisis del coronavirus y todas las órdenes temporales que se habían emitido seguirán en vigor hasta agosto.

El padre de la princesa del pop había ejercido como su tutor legal desde 2008, cuando un juez decidió ponerla bajo una estricta supervisión -primero de manera temporal y luego permanente- después de que tuviera que ser ingresada en una clínica psiquiátrica. Sin embargo, Jamie Spears transfirió sus poderes el año pasado a Montgomery alegando problemas de salud.

Desde entonces es ella quien tiene acceso a la información médica de la artista y quien cuenta con poder para designar a un equipo de seguridad que la acompañe las 24 horas del día en caso de considerarlo necesario.