Conoce la leyenda de los esquites, el antojito más popular de México

Los esquites fueron creados en Xochimilco por la única mujer que gobernó durante la época prehispánica

Conoce la leyenda de los esquites, el antojito más popular de México
Foto: Thelmadatter / Creative Commons

Los esquites son el antojito más vendido en el México, el ingrediente principal son los granos de elote con el sabor del epazote y chile.

El nombre de esquites viene del náhuatl izquitl, que significa maíz tostado. En el norte y noreste del país se les conoce como trolelote; en Aguascalientes, como chasca; en Monterrey, como grano de elote en vaso y en Michoacán como vasolote.

Cuenta la leyenda que los esquites fueron creados por Tlazocihuapilli, la única mujer que gobernó durante la época prehispánica. Durante tu mandato en Xochimilco (entre 1335 y 1347) dio vida a diversos platillos para mejorar la dieta del pueblo. Otros de sus inventos son el necuatolli (atole con miel), los tlapiques (envoltorios en hoja de tamal), los chilaquiles, el estamalli (tamal de fríjol) y muchos más.

El esquite y otras preparaciones prehispánicas se conservaron aún después de la conquista.

Durante el periodo de Maximiliano y Carlota de Habsburgo como emperadores de México, se hacían platillos muy mexicanos a los que simplemente cambiaban el nombre para que sonara afrancesado. Al elote cortado en granos como los esquites lo llamaban “Dientes de Odalisca”.

Para el pueblo siempre fueron esquites, que actualmente son una preparación mestiza. Durante la época prehispánica sus ingredientes principales fueron el elote, el epazote y el chile; el limón se incorporó con la llegada de los españoles; mientras que el queso y la mayonesa se agregaron después. La mayonesa es una influencia francesa del siglo XIX.

La preparación de los esquites puede variar según la región. En el centro de México se preparan con granos de elote sofritos en aceite vegetal o mantequilla junto con ajo, cebolla y chile verde picados o chile de árbol y hojas de epazote, sazonados con sal.

El esquite más común son los granos de elote hervidos en agua con sal, epazote y en regiones suelen cocinar con patas de pollo. Se sirven calientes en vaso, se les agrega jugo de limón, chile, y sal. También se suelen acompañar con mayonesa o crema y queso rallado.

No hay ciudad o pueblo en el que no haya puestos callejeros que vendan elotes y esquites afuera de las iglesias, parques, escuelas, en ferias, plazas públicas y en todos los lugares concurridos. Por las noches esquiteros rondan en su triciclo para llevar este preparado hasta los hogares mexicanos.