Detectan desde las alturas a migrantes que navegan por el mar del Caribe en balsas y yolas

Pequeñas embarcaciones son localizadas por agentes que sobrevuelan en sofisticadas aeronaves
Detectan desde las alturas a migrantes que navegan por el mar del Caribe en balsas y yolas
Embarcaciones detectadas por AMO.
Foto: CBP

Agentes especiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) que vigilan las costas con sofisticados aviones y drones detectaron recientemente dos pequeñas embarcaciones en las que 34 migrantes navegaban por el mar del Caribe para intentar llegar a Estados Unidos.

Una de las embarcaciones era una balsa en la que iban 11 cubanos que fueron detenidos el pasado 9 de abril cerca de Cayo Sal Bank, en las costas de Florida, y la otra una yola divisada el 24 de abril en la que viajaban 15 originarios de República Dominicana y 8 de Haití.

La Guardia Costera aseguró las dos embarcaciones luego de recibir la ubicación por parte de agentes de la unidad de Operaciones Aéreas y Marítimas (AMO) de CBP que patrullaban desde las alturas en dos aeronaves que cuenta con equipo de rastreo de la más alta tecnología.

Los dominicanos y haitianos fueron entregados a un barco de la Marina de República Dominicana, mientras que los cubanos fueron embarcados en un buque de la Fuerza Naval de Bahamas para ser regresados de inmediato a su país.

Durante el año fiscal 2019 las acciones de la unidad AMO contribuyeron al arresto de 52,036 migrantes indocumentados, cifra que representa el 6% de las 851,508 detenciones que realizó la Patrulla Fronteriza tanto en mar como en tierra en ese mismo período.

La balsa y el Super King

Vigilancia de altura

Uno de los aviones que utiliza la unidad AMO para sobrevolar tanto en las costas del país como aguas internacionales es el Super King Air 350ER, el cual cuenta con radar de búsqueda y sensores electro-ópticos de visión infrarroja, vuela a una altitud de 35,000 pies y alcanza una velocidad de 250 millas por hora.

Otra de las aeronaves es el Bombardero DHC-8 que se utiliza para patrullar aguas internacionales y detectar embarcaciones utilizadas para el contrabando de personas y tráfico de drogas.

Este avión vuela a una altura de 25,000 pies y a una velocidad de 278 millas por hora, puede identificar, clasificar y rastrear múltiples objetivos marinos gracias a su radar de búsqueda SeaVue. También tiene sensor electro-óptico con detector láser y visión infrarroja, además de un transmisor microondas que proporciona información en tiempo real a los agentes en mar o tierra.

La yola y el bombardero