Agreden y luego se burlan: videos muestran más ataques contra vendedores ambulantes latinos en Los Ángeles

Los afectados solo buscaban salir adelante durante la complicada situación económica

En plena crisis económica causada por la pandemia del coronavirus, algunos latinos que salieron a las calles de Los Ángeles a tratar de salir adelante de la situación se enfrentaron con un nuevo inconveniente: las agresiones.

El señor Jacob Facundo Laureano, tras haberse quedado sin trabajo en un restaurante, montó un carrito de raspados (nieves), pero en apenas su segundo día fue objeto de la agresión de dos jóvenes afroamericanos, recibiendo la bofetada de uno de ellos mientras el otro grababa con su celular. Luego se alejaron con raspados en mano, burlándose de él y sin pagar.

En un reportaje del canal Univision 34 se muestra el video de la agresión a Laureano entre las calles de Hoover y Florence, en el sur de Los Ángeles el pasado 29 de abril. “Yo no hice nada y agarré mi carrito y me fui”, relató el vendedor mexicano.

Las autoridades pidieron al público brindar información para poder dar con la pista de los agresores.

Este ataque ocurrió apenas unos días después de que un vendedor de mascarillas faciales fuera agredido cerca de la intersección de las calles Florence y Central, también en el sur de Los Ángeles.

Un hombre que viajaba como pasajero en un auto lo distrajo al decirle que se le había caído dinero. Cuando el joven comerciante volteó al suelo el hombre afroamericano le arrojó un huevo en pleno pecho. Entonces el vehículo se alejó entre carcajadas del agresor.

 

Un mes antes, en el área de Sur-Centro de Los Ángeles, hubo un caso todavía más serio, cuando una vendedora de elotes fue violentamente atacada por dos jóvenes afroamericanos; uno de ellos le aplicó un candado al cuello a la mujer mientras les preparaba unos elotes en su puesto ambulante, y el otro tomó la bolsa de ella para luego huir en un auto.

El caso fue tan repugnante que un rappero local se conmovió y decidió donarle dinero a la víctima y entregarle flores.

View this post on Instagram

If not us then who, then us it is @swiftyblue @elmemoblaxicano @kissedkilled linked up to make sure the Elote lady knows the community has her back. Drooped here some flowers and donated to get her back on her feet. Bad times turn into good times. PEACE AND UNITY but more important action. 💯🙏🏽XX

A post shared by Jimmy Urban Kings (@urbankings) on

Ser vendedores ambulantes conlleva peligros, sobre todo en áreas con altos índices de crimen como lo son sectores del sur de Los Ángeles. Lo distinto ahora es que se viven tiempos más complicados y riesgosos.