Republicanos piden a Trump suspender visas de trabajo temporal, excepto a campesinos

Consideran que las visas H-1B y H-2B son una amenaza para la recuperación económica
Republicanos piden a Trump suspender visas de trabajo temporal, excepto a campesinos
Cotton, Cruz, Grassley y Hawley.
Foto: Getty Images

Un grupo de senadores del Partido Republicano envió este jueves una carta pública al presidente Donald Trump en la que piden suspender las visas de trabajo temporal hasta que el desempleo causado por la pandemia del coronavirus regrese a sus “niveles normales”.

Los cuatro republicanos firmantes de la misiva, Tom Cotton Arkansas, Ted Cruz Texas, Chuck Grassley Iowa y Josh Hawley Missouri, consideran que el presidente debería restringir aún más la inmigración como lo hizo con su anterior orden ejecutiva que suspendió la residencia permanente.

“Si bien los cierres económicos en los estados y localidades de todo el país han sido necesarios para reducir la propagación de esta pandemia, los resultados han sido devastadores tanto para las empresas como para los trabajadores”, refiere la carta de los senadores.

“Desde mediados de marzo más de 33 millones de estadounidenses han solicitado cobertura de desempleo y aproximadamente una quinta parte de la fuerza laboral del país está actualmente sin trabajo. Esta es una diferencia sorprendente en comparación con la históricamente baja tasa de desempleo nacional del 3.5 por ciento que había en febrero de este año. Estados Unidos admite a más de un millón de trabajadores temporales cada año y no hay razón para admitir a la mayoría de esos trabajadores cuando nuestro desempleo es tan alto”.

Como representantes de cuatro estados agrícolas, Arkansas, Texas, Iowa y Missouri, los senadores pidieron a Trump excluir de la suspensión a los trabajadores del campo para que continúen realizando sus labores durante las temporadas de cosecha.

Las peticiones específicas que indican los senadores en la carta son:

  • Suspensión de nuevas visas para trabajadores temporales por 60 días.
  • Suspender todas las visas H-1B y H-2B durante los próximos 60 días, seguido de una suspensión continua de los nuevos trabajadores huéspedes no inmigrantes durante un año o hasta que las cifras nacionales de desempleo vuelvan a los niveles normales.
  • Suspensión de forma inmediata del programa de visa de inmigrante EB-5 (para inversionistas) que estaba exenta en la orden ejecutiva de suspensión de la “Green Card”.

Los legisladores señalan que la orden ejecutiva del pasado 22 de abril que suspende por 60 días la inmigración para residencia permanente, es un buen paso en la dirección correcta, pero que las visas de los programas de trabajadores huéspedes o temporales son una amenaza para la recuperación de la economía y del mercado laboral del país.