Más de 130,000 inmigrantes con TPS ocupan trabajos esenciales durante la pandemia

Para algunas organizaciones la labor que están desempeñando amerita la "green card"
Más de 130,000 inmigrantes con TPS ocupan trabajos esenciales durante la pandemia
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Mientras Estados Unidos lidia con una de las peores crisis de su historia debido al coronavirus y el gobierno del presidente Donald Trump insiste en eliminar el Estatus de Protección Temporal (TPS), más de 130,000 inmigrantes beneficiados con ese programa continúan ayudando al país al servir como trabajadores esenciales.

Así lo establece un reporte del Center for American Progress que llevó a cabo un perfil demográfico de los beneficiarios de TPS en los trabajos esenciales para el buen funcionamiento de la sociedad durante la pandemia.

El informe publicado el martes indica que alrededor de 131,300 inmigrantes con TPS originarios de El Salvador, Honduras y Haití están desempeñando funciones clave en medio de la emergencia.

De esa cifra, al menos 11,600 son trabajadores de la salud que están realizando su tarea en los estados más afectados por el COVID-19 como California, Nueva York, Nueva Jersey, Florida, Massachusetts, Maryland y Texas.

Son inmigrantes que no tienen la opción de refugiarse o trabajar desde casa y que se exponen a un mayor riesgo de infección al continuar trabajando en los sectores de salud, alimentos y transporte, entre otras tareas consideras esenciales en medio de la crisis.

“A pesar del importante papel que un gran número de titulares de TPS están desempeñando en la respuesta del país al coronavirus, todos estarían sin autorización de trabajo y sin protección contra la deportación si los esfuerzos de la administración Trump para terminar con las designaciones de TPS de sus países no hubieran sido suspendidos por tribunales federales de todo el país”, señala el informe del Center for American Progress.

Amerita la ‘Green Card’

“A medida que estos individuos continúan haciendo contribuciones críticas a la sociedad, lo hacen sabiendo que un fallo judicial podría en cualquier momento comenzar a desentrañar las protecciones en las que ellos y sus familias confían”, agrega.

Al reconocer la labor de estos trabajadores inmigrantes, la organización Alianza Americas hizo un llamado para que todos ellos reciban la residencia permanente.

“El trabajo que realizan estas personas beneficiarias de TPS es heroico y están haciendo una contribución diaria y tangible a las comunidades en todo Estados Unidos”, dijo Óscar Chacón, director ejecutivo de Alianza Américas. “El sacrificio que estas personas y sus familias están haciendo es ejemplar, especialmente cuando su futuro en este país es incierto”.

En un comunicado, Alianza Américas pidió al Congreso y a la administración Trump que promulgue un cambio en la ley de inmigración para permitir que las personas beneficiarias de TPS soliciten la residencia permanente y les permitan continuar contribuyendo en todos los aspectos de la vida en este país como lo han estado haciendo para años.

Oficialmente, el programa TPS para todos los países, con algunas excepciones, finalizó en 2017 cuando la administración Trump consideró que las protecciones ya no eran necesarias. Algunas personas beneficiarias habían pasado más de 20 años en el país y formaron familias durante ese tiempo. En respuesta a los desafíos judiciales de las organizaciones de defensa, se permitió que el programa continuara temporalmente, aunque podría finalizar en cualquier momento dependiendo del fallo que emita una corte de apelaciones en California.