Toda esta familia hispana de 10 personas se infectó con el coronavirus y uno de ellos murió

El padre y cabeza de la familia de Azusa, California, no pudo vencer a la enfermedad y perdió la vida a pesar de no tener otra condición de salud

Los 10 integrantes de la familia Ramírez se infectaron con COVID-19.
Los 10 integrantes de la familia Ramírez se infectaron con COVID-19.
Foto: Alexia Ramirez / Cortesía

LOS ÁNGELES – Para la familia Ramírez la pandemia del coronavirus no ha sido una experiencia fácil, los diez integrantes se han infectado con la enfermedad y el padre y cabeza de familia, falleció a sus 47 años.

Desde inicios de la pandemia y la vigencia de la orden de “Más seguros en casa”, Guillermo Ramírez junto con su esposa Luciana y sus hijos estaban siguiendo las recomendaciones del departamento de salud y permanecían la mayor parte del tiempo en su casa de Azusa en el condado de Los Ángeles.

Solo Guillermo y su hijo mayor salían a realizar las compras esenciales y se mantenían protegidos con guantes y tapabocas todo el tiempo, sin embargo, a mediados de abril Luciana presentó un malestar y fiebre y cayó en cama.

El coronavirus había atravesado las puertas de la familia Ramírez.

Fotos de la familia Ramírez compartidas por su hija Alexia. Cortesía.

A los pocos días Guillermo, su madre de 72 años y sus tres hijos Guillermo Jr., Themo y Beatrize de 25, 24 y 21 años respectivamente, también presentaron síntomas.

Todos ellos se aislaron en sus habitaciones y el hijo menor de la pareja, David de 12 años, estaba en cuarentena en la sala junto con los tres nietos de Guillermo que son uno de tres años, otro de 2 y un bebé de 8 meses.

Al ir a realizarle la prueba en un sitio de pruebas móviles del condado de Los Ángeles todos resultaron positivos, incluyendo a los niños que eran asintomáticos.

Sangabriel falleció por COVID-19 el 19 de abril. (Archivo)
Ambulancia del Departamento de Bomberos de Los Ángeles (Archivo)

Guillermo Jr. tuvo que ser hospitalizado a finales de abril y a los pocos días también internaron a su padre y abuela. A los pocos días Guillermo Ramirez (padre) empeoró y los especialistas médicos debían conectarlo a un respirador.

Luciana no estaba presente, pero recibió una llamada del hospital.

La única hija de la pareja que no vivía en la casa y que había estado llevándoles los suministros esenciales mientras estaban aislados, Alexia Ramirez, buscó a su madre y la llevó al hospital a toda prisa en el asiento de atrás y totalmente cubierta, en un último intento de verlo antes de que eso pasara. Sin embargo, al llegar al hospital, Guillermo había muerto.

Guillermo Ramírez y su esposa Luciana Ramírez. Cortesía.

Mi madre salió del hospital gritando. Murió, papá murió”, dijo Alexia al L.A. Times. De camino de vuelta a casa, el coronavirus también le quitó a Alexia la posibilidad de abrazar a su madre en un momento tan difícil, ya que aún debía permanecer aislada.

La familia aseguró que Guillermo Ramírez no sufría de ninguna otra condición de salud grave.

Crean campaña de donación para el funeral

Guillermo era un padre dedicado a su familia y un gran trabajador según relata la historia de su hija Alexia compartida en en una campaña de GoFundMe. La familia creó la campaña de recolección de fondos para cubrir los gastos funerarios de su padre.

Todos estamos devastados por perderlo, no nos pudimos despedir de él ni lo pudimos ver antes de que muriera“, aseguró.

La familia Ramírez durante la graduación de una de sus hijas. Cortesía.

En otro texto compartido ayer por Alexia, asegura que su madre no ha presentado síntomas en más de una semana y que su abuela fue dada de alta del hospital y se encuentra resguardada en casa.

Relacionado: VIDEO: Casa funeraria de Glendale ofrece ceremonias usando el estilo drive-thru

En el condado de Los Ángeles hay más de 30,000 casos de coronavirus.