Trump ofrece a Biden tests de COVID-19 para que pueda salir a eventos electorales

Trump ofreció un máquina de pruebas rápidas de COVID-19 para facilitar la presencia de Biden en mitines electorales

Joe Biden y Donald Trump.
Joe Biden y Donald Trump.
Foto: Getty Images

WASHINGTON – El presidente Donald Trump mostró este viernes su disposición a facilitar al candidato demócrata a la Presidencia Joe Biden, una máquina de test rápidos de COVID-19 como la que él mismo emplea, para que el exvicepresidente pueda retomar sus viajes de campaña.

“Sí, 100 %. Me encantaría verle salir del sótano para que así pueda hablar”, dijo el mandatario en al ser preguntado sobre el asunto en el programa “Fox & Friends” en referencia a la habitación del hogar de Biden en la que lleva en torno a dos meses realizando una campaña electoral virtual.

A lo que añadió que si el equipo de demócrata se lo pedía, se la darían hoy mismo.

Trump visitó el miércoles una fábrica de mascarillas en Arizona, su primera salida de la Casa Blanca en más de un mes; algo que ha sido posible gracias los test del coronavirus a los que ahora se ve sometido diariamente.

El gobernante, el vicepresidente, Mike Pence, y cualquiera que esté en contacto con ellos, está siendo ahora sometido a una prueba diaria de la COVID-19 después de que un miembro del servicio de la Casa Blanca y la portavoz de Mike Pence dieran resultados positivos.

Los miembros del Gobierno son sometidos a los test realizados mediante unas máquinas, muy restringidas y controladas por la Administración federal, que pueden dar los resultados de la prueba entre 5 y 15 minutos después de su realización.

Este no es el primer ofrecimiento de Trump para entregar una de estas máquinas, pues había puesto una a disposición del Congreso después de que el médico de las dos cámaras legislativas, Brian Monahan, lamentara que no existe la capacidad para comprobar si todos lo senadores y congresistas están infectados.

Sin embargo, en un comunicado conjunto, la portavoz de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y el líder de la mayoría en el Senado Mitch MacConnell rechazaron la oferta al considerar que esta tecnología sería más útil a los trabajadores sanitarios y a otros directamente expuestos al virus.