El condado Los Ángeles ayudará hasta con $1,000 mensuales a los inquilinos en el Distrito 2

El supervisor Ridley-Thomas anunció un programa que apoya tanto a las personas que no pueden pagar como a los dueños de alquileres

Un manifestante en L.A. despliega un mensaje sobre el pago de la renta.
Un manifestante en L.A. despliega un mensaje sobre el pago de la renta.
Foto: ETIENNE LAURENT / EFE

En medio de la devastación económica que vive la nación, Mark Ridley-Thomas, supervisor del condado de Los Ángeles, anunció ayer que la ayuda está en camino para las personas que no pueden pagar su renta, pero también para los dueños de apartamentos que no han recibido el pago para ellos poder pagar su hipoteca.

El supervisor que está al frente del Distrito 2, representando a un promedio de dos millones de personas, expresó que se ha asociado con Los Angeles Community Development Autority (LACDA) para establecer un alquiler de emergencia financiado con fondos federales de $1.8 millones que asistirá a las personas que no pueden hacer su pago de renta o hipotecario.

Se espera que el programa de asistencia ayude a las familias que viven en zonas no incorporadas del Distrito 2 del condado, entre las que se encuentran Atenas, Este y Oeste del Rancho Domínguez, Florencia-Firestone, Ladera Heights, Lennox, View Park, Windsor Hills y Willowbrook, de acuerdo a un comunicado de prensa de la oficina del supervisor.

“Uno de los elementos más inquietantes de esta pandemia ha sido su impacto en la estabilidad de la vivienda de nuestra región y nuestra nación en general”, expresó el supervisor Ridley-Thomas.

“Desafortunadamente un número inimaginable de familias están luchando solo para llevar comida a sus mesas”, enfatizó. “Debemos actuar con urgencia y compasión para apoyar a los residentes y los dueños de propiedades que se encuentran bajo estas circunstancias. Estamos seguros que estas subvenciones ayudarán bastante para mantener a cientos de familias en su hogar”.

RELACIONADO: Extienden la moratoria que prohíbe desalojos en Los Ángeles

Emilio Salas, director ejecutivo de LACDA, dijo que el programa de asistencia de alquiler de emergencia COVID-19 creado por la Junta de Supervisores proporcionará un doble beneficio para dos segmentos que han sido fuertemente afectados.

“Para los inquilinos con ingresos elegibles que fueron afectados por la pandemia, proporcionará un salvavidas para ayudarles a pagar el alquiler”, expresó Salas. “Y para nuestra comunidad de propietarios, muchos de los cuales rentan una vivienda familiar -pero dependen de ella- para cumplir con sus obligaciones hipotecarias”.

La Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica del Coronavirus de EEUU, también conocida como la Ley CARES, proporcionará subsidios de asistencia de alquiler de emergencia a las familias de hogares que sufrieron pérdida de trabajo, licencia o reducción en horas de empleo o pago, como resultado de la crisis de salud que se vive actualmente.

RELACIONADO: Solicitudes para ayuda económica a indocumentados se abren el 18 de mayo

Para el Segundo Distrito del Condado de L.A., se han asignado $1 millón de dólares de ayuda. Esto significa que los inquilinos podrán recibir hasta $1,000 para su alquiler mensual por hasta tres meses. El condado de L.A. ha contratado al centro sin fines de lucro St. Joseph Center y HOPICS para administrar el programa.

Los inquilinos pueden presentar una solicitud contactando a 211 L.A.  Ya sea marcando 2-1-1 o yendo al sitio web 211LA.org/covid-rental-help.

Para calificar, los ingresos del hogar antes de la pandemia no pueden exceder ciertas cantidades: por ejemplo, $63,100 para un individuo y $90,100 para una familia de cuatro. Todas las solicitudes deben recibirse antes del 31 de mayo.

En lo que respecta a los dueños de alquileres, se han reservado $800,000 adicionales en subsidios para propietarios de viviendas de renta que dependen de ese dinero para pagar sus hipotecas que todavía están pagando. LACDA administrará el programa que se espera sea lanzado hoy jueves 14 de mayo.

Además, el día de ayer los supervisores votaron para extender la moratoria de desalojo del condado de Los Ángeles hasta el 30 de junio de 2020, con la consideración de extensiones adicionales cada 30 días a partir de entonces.

La moratoria ahora se aplicará a las áreas no incorporadas en todo el condado, como en jurisdicciones que no han pasado ordenanzas para la estabilización de las rentas.

Es importante mencionar que el financiamiento de estos programas federales depende de los datos del Censo de EEUU.  Es por eso que se alentó a todos los residentes del Condado de Los Ángeles a llenar el formulario del Censo 2020 para ser contados.

Además de poder enviar por correo el cuestionario, los residentes pueden llenarlo en línea este año en my2020census.gov./CNS