¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando estás desempleado?

El estrés de no tener trabajo podría provocarte algunos cambios importantes en tu organismo
¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando estás desempleado?
Esta es una de las situaciones más estresantes por las que puede pasar una persona.
Foto: Peggy_Marco / Pixabay

Perder un trabajo es una de las experiencias más estresantes por las que puede pasar una persona, y esto podría provocarle problemas físicos y mentales. Por eso, a continuación, te compartimos algunos cambios importantes que podrían pasarle a tu cuerpo en esta penosa situación.

No puedes dormir o duermes demasiado

Tener problemas con el sueño es una señal de que la pérdida de empleo ya está afectando tu salud. Podrías batallar para conciliarlo o para levantarte antes de lo planeado, según explicó la psicóloga Kristin Bianch, en el portal Huffpost.

Una o dos noches de insomnio podría ser normal, pero si esto se vuelve algo común, entonces ya sería preocupante.

Tu salud mental empeora

Mientras más tiempo pases sin trabajo, más probabilidades habrá de que tengas depresión. Una característica distintiva de los que tienen depresión es que pierden el interés en actividades que antes solían disfrutar.

Además, podrías comenzar a sentirte triste, deprimido, enojado o irritado durante largos periodos de tiempo como de unas dos semanas.

Te duele el cuerpo, tienes migrañas y malestar estomacal

Cuando tu cuerpo está estresado, tus músculos se tensan para protegerlo de una ‘amenaza’. Es así como responde el cuerpo de manera natural. Con el tiempo, este estado puede provocar problemas crónicos relacionados con el estrés, como las migrañas.

La Asociación Estadounidense de Psicología señala que el dolor en la parte baja de la espalda y las extremidades superiores se han relacionado con el estrés laboral.

Cambios de apetito

El estrés puede causar un aumento o disminución del apetito, según la Asociación Americana de Psicología. Estos cambios en el apetito pueden estar acompañados o no de aumentos o pérdidas de peso.

–También te puede interesar: 3 formas de conservar tu dinero en efectivo durante la crisis del coronavirus