La primer vacuna contra la COVID-19 testeada en humanos es desarrollada por Moderna Inc. en Estados Unidos, muestra ser segura y genera respuesta inmune

La vacuna fue probada en un pequeño grupo de voluntarios que provocó una respuesta inmunológica y no produjo ningún efecto secundario grave
La primer vacuna contra la COVID-19 testeada en humanos es desarrollada por Moderna Inc. en Estados Unidos, muestra ser segura y genera respuesta inmune
La fase III de la prueba de la vacuna de Moderna Inc. podría comenzar en el mes de julio.
Foto: JOSEPH PREZIOSO / AFP / Getty Images

Un fabricante de vacunas está reportando datos preliminares que sugieren que su vacuna contra la COVID-19 es segura y parece estar provocando en las personas que han accedido a la prueba, una respuesta inmune capaz de prevenir la enfermedad.

Moderna Inc., de Cambridge, Massachusetts, desarrolló una vacuna en colaboración con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), los resultados reportados el lunes provienen de un análisis inicial de un estudio de fase I, diseñado principalmente para probar que la vacuna es segura.

Relacionado: El laboratorio francés Sanofi anuncia que Estados Unidos tendrá preferencia al distribuir la vacuna contra la COVID-19.

En el reporte la compañía no informó de ningún efecto secundario grave, sin embargo, los pacientes que recibieron la prueba reportaron enrojecimiento en el lugar donde fue aplicada la inyección, dolor de cabeza, fiebre y síntomas parecidos a una gripe aunque en ninguno de ellos los efectos duraron más de 24 horas.

Los primeros 45 voluntarios del ensayo de la vacuna de Moderna Inc., se dividieron en tres grupos, y cada uno de ellos recibió una dosis diferente. Todos recibieron una inyección inicial, seguida de una inyección de refuerzo un mes después.

La compañía también examinó la capacidad de la vacuna para inducir anticuerpos contra el coronavirus, lo que se conoce como inmunogenicidad que hizo para todos los sujetos en prueba.

Relacionado: Quiénes son los millonarios que están haciendo donaciones para luchar contra el COVID-19.

De manera adicional, ocho de las personas que participaron en la prueba, fueron examinados para detectar la presencia de anticuerpos neutralizantes que impiden que el virus infecte las células en el laboratorio.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha dado luz verde a Moderna para comenzar con la fase dos del estudio para el cual se espera que reclute a 600 voluntarios más, la mitad de ellos mayores de 55 años, para proporcionar datos adicionales de inmunogenicidad.

La compañía espera comenzar la fase III del estudio durante el mes de julio que buscará demostrar que la vacuna puede realmente prevenir la enfermedad de la COVID-19, dijo Stéphane Bancel, CEO de Moderna, en el comunicado.

La vacuna de Moderna Inc., se elabora usando una ácido ribonucleico (ARN) mensajero o ARNm, una molécula que contiene las instrucciones genéticas para hacer una proteína en la superficie del coronavirus que es reconocida por nuestro sistema inmunológico.

Aunque las vacunas ARNm han sido estudiadas durante varios años, hasta el momento, ninguna ha sido autorizada por la FDA. La ventaja de este tipo de vacunas ARNm sobre las vacunas tradicionales, es que pueden fabricarse a una velocidad mayor.

Relacionado: FDA aprueba el fármaco Remdesivir para uso de emergencia en pacientes con COVID-19.

La compañía farmacéutica informó que han pasado 63 días desde el momento en que los científicos chinos revelaron la secuencia genética de la COVID-19, hasta el momento la vacuna de Moderna Inc. ha sido inyectada al primer voluntario.

La vacuna de la compañía es una de las doce candidatas que buscan encontrar una respuesta ante la COVID-19 que han comenzado a ser estudiadas en seres humanos.

También te interesará: