El laboratorio francés Sanofi anuncia que Estados Unidos tendrá preferencia al distribuir la vacuna contra la COVID-19

La compañía planean comenzar las pruebas en seres humanos a partir de la segunda mitad de este año
El laboratorio francés Sanofi anuncia que Estados Unidos tendrá preferencia al distribuir la vacuna contra la COVID-19
Sanofi desarrolla dos tipos de vacunas en contra de la COVID-19.
Foto: Photo by FRANCK FIFE / AFP / Getty Images

Estados Unidos tendrán acceso prioritario a la vacuna de la COVID-19 en caso de que la farmacéutica francesa Sanofi desarrolle una, así lo dijo este miércoles el director de la compañía.

“El gobierno de Estados Unidos tiene derecho de realizar de manera anticipada la mayor petición de la vacuna porque ha invertido en asumir el riesgo”, dijo Paul Hudson, director ejecutivo de Sanofi durante una entrevista a Bloomberg News..

Aunque la financiación de pone a Estados Unidos en la primera línea, el país solo puede estar a días o semanas por delante de los demás, dijo Hudson.

Relacionado: FDA aprueba el fármaco Remdesivir para uso de emergencia en pacientes con COVID-19.

Hasta el momento la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado (BARDA) ha otorgado a Sanofi $30 millones de dólares como parte de un modelo que debería funcionar en colaboración con la industria farmacéutica aunque China también ha otorgado recursos por lo que “las dos naciones recibirán la vacuna primero” dijo Hudson en la entrevista.

Sanofi es una de las compañías más grandes que compiten por desarrollar la vacuna contra la enfermedad de la COVID-19 que ha llevado a la muerte a más de 290,000 personas en todo el mundo.

La compañía se asoció con su rival, la británica GlaxoSmithKline Plc en un proyecto apoyado por Estados Unidos y ha mencionado que podría llegar a hacer cerca de 600 millones de dosis al año, una capacidad que se podría duplicar, de acuerdo a su director.

Hudson advirtió que Europa corre el riesgo de quedarse atrás a menos de que intensifique sus propios esfuerzos para buscar una solución en contra de la pandemia.

Relacionado: Quiénes son los millonarios que están haciendo donaciones para luchar contra el COVID-19.

En la actualidad están en desarrollo más de 90 vacunas contra la enfermedad y 8 de ellas se encuentran en fase de ensayo clínico, sin embargo el desarrollo de la vacuna a escala puede ser sumamente difícil.

La Comisión Europea está pensando en utilizar un fondo de emergencia de $2,600 millones de dólares para aumentar la capacidad de los laboratorios farmacéuticos, temiendo que incluso, en caso de desarrollarse la vacuna, la Unión Europea podría no ser capaz de producir suficientes inyecciones, según un documento divulgado por la agencia Reuters.

“Mientras la capacidad de producción de vacunas sea limitada”, la Unión Europea debería idear un plan para aumentar la fabricación e inicialmente distribuir las vacunas sólo a los más necesitados”, dice el documento.

El propio jefe de Sanofi advirtió a la Unión Europea durante el mes de abril, que en la actual pandemia la fabricación de vacunas planteaba más desafíos que su desarrollo real.

Relacionado: Nike donará 30,000 pares de zapatillas a los “atletas de la salud” que luchan contra el COVID-19.

Fabricar una vacuna es complicado porque hasta el momento nadie sabe la composición de una posible vacuna o cuantas dosis serán necesarias por cada una de las personas infectadas.

Hasta el momento varios son los países, que como México, han experimentado escasez de equipos, dispositivos y medicamentos para tratar a los pacientes de la COVID-19, por lo que la escasez podría volver a producirse cuando se disponga la vacuna en caso de desarrollarse en otro país.

Estados Unidos y China son los países que se han mostrado reacios en apoyar una campaña mundial de financiación promovida por la Unión Europea en la que se recaudaron $8,000 millones de dólares para investigar, fabricar y distribuir una posible vacuna y tratamiento encabezado por Alemania y Francia.

BARDA cuenta con una larga relación con la compañía Sanofi, ya que la agencia estadounidense le concedió un premio de $226 millones de dólares en diciembre para aumentar su capacidad de producción de vacunas contra la gripe pandemia.

Sanofi cuenta con dos proyectos de vacunas contra la COVID-19 y el trabajo se basa en el desarrollado con la epidemia del SARS y emplea tecnología que utiliza en una de sus vacunas contra la gripe.

La compañía en conjunto con GSK, planean comenzar las pruebas en personas durante la segunda mitad de este año y estiman que la vacuna podrá estar disponible para la segunda mitad del año de 2021.

También te podrá interesar: