Más ayuda económica para inmigrantes indocumentados de Los Ángeles, ¿cómo obtenerla?

United Way of Greater Los Angeles dará el dinero a cinco organizaciones, quienes repartirán el subsidio entre la comunidad
Más ayuda económica para inmigrantes indocumentados de Los Ángeles, ¿cómo obtenerla?
Los jornaleros, así como trabajadores de limpieza, serán parte del grupo de beneficiados.
Foto: Impremedia

LOS ÁNGELES – Luis, quien es inmigrante indocumentado, tenía un trabajo estable hasta mediados de marzo cuando la pandemia del coronavirus obligó a su patrón a cerrar el negocio de lavado de carros donde él laboraba de tiempo completo.

“Todos tomamos este problema muy en serio y si pudiera me quedaría en casa, pero tengo que trabajar para mantener a mi esposa e hija”, indicó en marzo este hombre, quien prefirió no proveer su apellido.

Luis dijo que al menos unos 26 trabajadores en el lavado de autos perdieron su empleo.

Dada la precaria situación que atraviesan y la falta de ayuda económica —ya que su caso no calificó para el estímulo económico del gobierno— posiblemente Luis y sus compañeros pudieran beneficiarse de una ayuda que llega de parte de United Way of Greater Los Angeles, una organización no lucrativa que se encarga de luchar contra la pobreza.

La entidad anunció que esta semana llega su tercera ronda de subvenciones del Pandemic Relief Fund (Fondo de Ayuda contra la Pandemia), que se enfocará en ayudar a trabajadores indocumentados y familias de bajos ingresos del condado de Los Angeles.

En poco más de dos meses, el Pandemic Relief Fund ha recaudado más de $9.5 millones mediante donaciones de corporaciones como SoCalGas y Wells Fargo; además de entidades como Hilton Foundation y los LA Rams, que han repartido ayuda a diferentes grupos con alta necesidad.

¿Cuánto será repartido y cómo?

En esta ocasión se otorgaron cerca de un millón de dólares a varias organizaciones no lucrativas del condado de Los Ángeles que se encargarán de entregar el dinero a trabajadores que no tienen acceso al apoyo federal, ni a los servicios de impuestos para calificar para asistencia estatal, como el desempleo.

Evelyn García, oficial sénior de programas de United Way of Greater Los Angeles, dijo que más de $400,000 dólares están dirigidos para ayudar a los trabajadores que están sufriendo económicamente como los mariachis, jornaleros, conserjes, limpiadoras de casa y niñeras.

Otros $400,000 dólares serán entregados a bancos de comida para proveer los alimentos necesarios a las familias más necesitadas.

Mientras que el resto del dinero se ocupará para seguir apoyando a los desamparados a obtener un techo temporal, así como para seguir con la compra de artículos esenciales como mascarillas, guantes, termómetros y kits de higiene.

“Anticipamos que cerca de mil inmigrantes indocumentados recibirán asistencia financiera directa para pagar su renta y otras necesidades básicas”, indicó García. “Adicionalmente otras 1,000 familias recibirán alimentos y artículos esenciales”.

Agregó que la cantidad exacta con la que serán beneficiados los trabajadores será establecida por cada organización que se encargue de hacer el alcance con estos grupos de personas.

Añadió que esta es la mejor forma de otorgar el dinero ya que muchos indocumentados sienten más confianza con estas organizaciones comunitarias.

Aunque la asistencia federal ha sido de gran ayuda para muchos estadounidenses, esta sigue dejando fuera a las familias trabajadoras de bajos ingresos e indocumentados, dijo Elise Buik, presidenta y CEO de United Way of Greater Los Angeles en un comunicado.

“El increíble apoyo y la generosidad de nuestro fondo de ayuda para la pandemia que ayudará a que sea posible apoyar a los necesitados y a sus familias”, indicó la presidenta.

La primera ronda de subvenciones identificó necesidades inmediatas a raíz del cierre de escuelas y negocios por del coronavirus, apoyando a emprendedores de bajos ingresos, como vendedores ambulantes, personas sin hogar y estudiantes de bajos ingresos y sus familias.

En la segunda ronda el fondo dio subsidios directos a más de 100 organizaciones y mini subsidios a otras 45 entidades comunitarias en todo el condado angelino.

Los interesados en saber si califican para este beneficio deben contactar a una de las siguientes organizaciones participantes: CARECEN, Community Power Collective, IDEPSCA, Inner City Struggle y Building Skills Partnership para más detalles.

Relacionado: Cómo solicitar la ayuda económica del estado de California para los indocumentados

El desempleo en aumento

El Departamento de Desarrollo de Empleo (EDD) de California reveló este viernes que la tasa de desempleo de California llegó a los 15.5% en abril.

Es decir, que alrededor de 2.3 millones de personas perdieron sus empleados tras la pandemia del coronavirus que obligó a cerrar miles de negocios considerados no esenciales.

El caso es mucho peor entre la comunidad indocumentada.

Defensores y proveedores de servicios dicen que el coronavirus y las órdenes de quedarse en casa han tenido un impacto desproporcionadamente alto en este grupo que de por sí ya tiene bajos salarios.

Los trabajadores indocumentados que han perdido sus empleos durante la pandemia es porque están enfermos, en cuarentena o se les ordenó quedarse en casa debido a condiciones crónicas que puedan enfrentar.

California cuenta con más de 2 millones de inmigrantes indocumentados, lo que representa casi 1 de cada 10 trabajadores en el estado (10%). Alrededor de dos tercios han vivido en el Estado Dorado por más de 10 años, según el Instituto de Políticas Públicas de California.

En 2014, los inmigrantes indocumentados en California pagaron alrededor de $3,200 millones en impuestos estatales y locales. Sin embargo no califican para ningún tipo de ayuda del gobierno ni para el desempleo.

Por otro lado el EDD reportó que más de 5.1 millones de personas —que sí califican para este servicio— lo han solicitado desde marzo.

Sharon Hilliard, directora del EDD, dijo que la agencia se prepara para contratar alrededor de 1,800 personas para manejar los reclamos.

Sin embargo, para responder a todas las llamadas telefónicas del departamento, indicó que se necesitarían unos 28,000 empleados que trabajen tiempo completo, de 8:00 a.m. a 8:00 p.m, los siete días a la semana.

TE PUEDE INTERESAR: Estiman que casi 4 millones de niños de California se beneficiarán del programa P-EBT