Chiles picosos pueden aliviar la inflamación intestinal

La capsaicina reduce el daño a la mucosa gástrica

Chiles picosos pueden aliviar la inflamación intestinal
Consumir picante estimula la liberación de endorfinas, sustancias propias del cerebro que producen sensación de placer.
Foto: Pxhere

Infinidad de ocasiones hemos escuchado que personas con ardor e inflamación intestinal evitan comer picante ya que consideran que les genera dichas molestias e incluso ardor anal al ir al baño. Sin embargo, estudios demuestran efectos contradictorios.

La capsaicina es la sustancia inodora, incolora y parecida a la cera que se encuentra en los chiles y que se encarga de que sean picantes, es su principal componente bioactivo que se ha relacionado con:

  • Aliviar el dolor
  • Control de peso
  • Estimular el metabolismo
  • Cardioprotector
  • Aliviar la picazón
  • Reducir la inflamación
  • Prevenir y curar las úlceras gástricas
  • Proteger el sistema nervioso
  • Acciones antioxidantes

No hay evidencia de que la capsaicina agrave los síntomas o la gravedad de la enfermedad inflamatoria intestinal, al contrario, los estudios experimentales sugieren que la capsaicina podría reducir la inflamación intestinal, explica una revisión publicada por la Universidad Federal de Minas Gerias.

Los efectos gastroprotectores de la capsaicina residen en la modulación de las neuronas sensoriales.

La capsaicina reduce el daño a la mucosa gástrica inducido por etanol e indometacina en humanos sanos.

En modelos animales, la capsaicina también reduce la micro hemorragia inducida por indometacina. Atenúa el daño gástrico inducido por aspirina, indometacina y etanol.

Estudios epidemiológicos con 103 pacientes con úlcera péptica en China  y 190 en la India sugieren que el consumo de chiles es inversamente proporcional a la incidencia de úlcera péptica que señala los efectos gastroprotectores de la capsaicina, se explica en otra revisión publicada por la Universidad Estadual de Londrina.

Evita el exceso

Cuando hay un consumo inmoderado de picante, se pueden presentar efectos no deseados como irritación, diarrea, inflación y dolor intenso.