Funcionarios de salud de California ponen a 9 condados en la lista de vigilancia de COVID-19

Los Ángeles es uno de los condados que puede verse de nuevo con una orden de "estarse en casa" ante el aumento de casos de COVID-19
Funcionarios de salud de California ponen a 9 condados en la lista de vigilancia de COVID-19
Los Ángeles ordenó que se deben usar máscaras faciales.
Foto: ETIENNE LAURENT / EFE

Los funcionarios de salud de California han colocado a Los Ángeles y otros ocho condados en una lista oficial de vigilancia porque esos lugares parecen tener problemas para contener el aumento de casos de COVID-19.

Los otros ocho condados incluidos en la lista de vigilancia estatal son Fresno, Imperial, Kings, Sacramento, San Bernardino, San Joaquin, Santa Clara y Tulare.

La advertencia es parte del proceso de certificación de condado por condado mediante el cual los funcionarios de salud locales pueden certificar que su región ha cumplido ciertos puntos de referencia y tiene un plan de respuesta adecuado, en caso de que el virus comience a propagarse nuevamente.

Los Ángeles es uno de los 50 condados que presentaron dicha certificación.

El estado ha intervenido porque existe preocupación sobre la condición de uno o más de los puntos de referencia en los controles antes mencionados, para que se logre mantener el control sobre la pandemia.

Dado que, según el sitio web del Departamento de Salud Pública de California, “el estado trabajará en estrecha colaboración con los departamentos de salud locales para identificar los pasos de acción y los plazos para abordar los problemas que afectan los indicadores de preocupación”.

Si los problemas no se abordan adecuadamente, el siguiente paso en el proceso del estado es “restablecer las medidas comunitarias”, es decir, renovar prohibiciones para impedir el aumento de los casos, incluida la posibilidad de otro mandato de quedarse en casa.

“Si el condado tiene un progreso insuficiente, durante un período de 14 días, para contener las tasas de transmisión de la enfermedad y de hospitalización“, según el sitio web de CPHD, “un condado debería considerar restablecer las limitaciones del sector o disposiciones más generales sobre la estadía en el hogar”. Si el condado hace un progreso insuficiente o no progresa, el Oficial de Salud Pública del Estado puede tomar medidas.

La tasa de hospitalización es un número crucial porque una de las mayores preocupaciones con COVID-19 es que su rápida propagación puede abrumar rápidamente los sistemas de atención médica y provocar que más personas infectadas no reciban tratamiento y, presumiblemente, una mayor tasa de mortalidad.