Renuncia el equipo entero de SWAT de la policía de una ciudad de Miami en medio de la crisis por George Floyd

Dicen que tomaron esta decisión al ver que otros oficiales se estaban arrodillando
Renuncia el equipo entero de SWAT de la policía de una ciudad de Miami en medio de la crisis por George Floyd
Imagen de archivo de un equipo de SWAT.
Foto: Getty Images

Los oficiales del equipo SWAT del Departamento de Policía de Hallandale Beach han informado a su jefe de policía que todo el grupo ha renunciado.

El HPBD SWAT envió un memorando a Sonia Quiñones que anunciaba una renuncia “colectiva” de los 10 miembros.

Si bien citaron muchos problemas para sus renuncias, la gota que colmó el vaso fue cuando los miembros del personal del comando se arrodillaron en solidaridad, dijeron.

Te puede interesar: La curiosa forma de manifestarse en Miami: en bicicleta y portando carteles de protesta por la muerte de George Floyd

“Tener miembros del Personal del Comando que se arrodillan en solidaridad con la vicealcaldesa Sabrina Javellana (quien declaró que quiere que los oficiales sean “despedidos y acusados”), esta falta de apoyo es paralizante”, dijeron en una extensa carta que indicaba también la “angustia y el estrés del clima político actual” hasta estar mínimamente equipado y poco capacitado.

El administrador de la ciudad, Greg Chavarria, explicó que tan pronto como el jefe recibió el memorando el viernes, fijó una reunión para el lunes a las 3pm con los oficiales.

“En ese momento, el jefe escuchará sus preocupaciones. La ciudad les agradece por su servicio”, señalaba el comunicado.

El gerente comentó que la policía de Hallandale Beach sigue teniendo cobertura de armas y tácticas especiales.

Te puede interesar: Miami tiene su George Floyd: piden explicaciones a la policía tras disparar mortalmente a un hombre negro

“Si bien la renuncia voluntaria de nuestros oficiales de esta asignación es desafortunada, nuestros residentes deben estar seguros de que no ha tenido ningún impacto en nuestro compromiso de proteger su seguridad”, subrayó.

Chavarria dijo que aunque los oficiales renunciaron a SWAT, no renunciaron al departamento. También cuestionó la mención de que el jefe de policía se uniera a miembros de la comunidad para arrodillarse contra el “racismo, el odio y la intolerancia a principios de esta semana”.

“Han declarado incorrectamente que el gesto fue en apoyo de un funcionario electo. Esto simplemente no es cierto”, apostilló.