Marcelo anotó en el triunfo merengue y puso la rodilla en tierra uniéndose a las protestas contra el racismo

El brasileño se unió a la protesta internacional por la justicia racial

Marcelo, otra estrella que se une a la protesta.
Marcelo, otra estrella que se une a la protesta.
Foto: EFE

Marcelo Vieira, autor del tercer tanto del Real Madrid ante el Eibar en el minuto 37, celebró apoyando la rodilla izquierda en el césped y levantando el puño al cielo, un gesto de protesta contra el racismo el fallecimiento del afroamericano George Floyd, asfixiado por un policía en Mineápolis el pasado 25 de mayo.

El gol lo marcó Marcelo con un buen disparo tras hacerse con un rechace en la frontal del área.

Hincar la rodilla en el suelo se ha convertido en un símbolo en la lucha contra la discriminación racial desde que lo hiciera Colin Kaepernick, quarterback de los San Francisco 49ers en el SuperBowl de 2013. Desde entonces, el gesto de la protesta se ha generalizado alrededor del mundo.