Hasta Messi ha quedado a deber: la crisis olvidada del Barcelona que regresó en Sevilla

El equipo azulgrana estaba en el liderato casi por casualidad; ahora ya no dependen de ellos mismos

Hasta Messi ha quedado a deber: la crisis olvidada del Barcelona que regresó en Sevilla
Lionel Messi no ha sido el de otros años.
Foto: EFE

La crisis sanitaria y el parón a nivel mundial debido a la pandemia de coronavirus hizo que enfocáramos nuestra atención en cosas mucho más importantes que el fútbol, sin duda. Quizás por ello no recordábamos que el Barcelona estaba en la cima de la tabla de La Liga casi por casualidad y jugando de forma bastante irregular sin aprovechar el tremendo potencial de la plantilla.

No recordábamos con claridad que el equipo seguía dependiendo por completo del eterno Lionel Messi quien ya llevaba también varias jornadas sin ser lo determinante de otros años, ni que la nueva gestión de Quique Setién, con todo y sus buenas intenciones y estilo “guardiolista”, no ha estado a la altura de la exigencia que tiene un equipo como el Barça.

El liderato era un espejismo, una derrota inesperada del Madrid una jornada después del clásico, ascendió a los culés, pero el merecimiento, digamos que no lo tienen.

El Barça se puede ir en blanco esta temporada: está eliminado de la Copa del Rey y jugando a este nivel no parece tener con qué competir por la Champions. Por que sí, tienen a Leo Messi, peor al menos productivo de la historia, sobre todo contra los equipos mejor clasificados.

En el torneo español, le entregaron media liga al Real Madrid con el empate en Sevilla: el equipo merengue tiene un calendario más que a modo (mucho más que el del Barcelona) y si le ganan este domingo a la Real Sociedad, difícilmente van a dejar ir el título. El Barça se quedó sin el control de la situación.