Pese a denuncias de activistas, celebran en China el festival de carne de perro por 10 días

Los nuevos brotes de coronavirus en algunas ciudades del país asiático no impidieron que la masiva actividad iniciara este fin de semana
Pese a denuncias de activistas, celebran en China el festival de carne de perro por 10 días
Venta de carne en un mercado en Pekín. El gobierno chino negó categoricamente los rumores sobre los productos enlatados que envía a África.
Foto: Getty

Los llamados para que se cancele el festival de carne de perro de Yulin, en China, no fueron escuchados; por lo que el evento se realizará por 10 días en la ciudad.

A pesar de los rebrotes de coronavirus en algunas ciudades del país asiático, la masiva actividad inició este fin de semana.

Los activistas en defensa de los animales esperan que ésta sea la última edición que se celebre.

Peter Li, especialista en políticas de China para el grupo de derechos de los animales Humane Society International, declaró que espera que Yulin cambie, “no sólo por el bien de los animales, sino también por la salud y seguridad de sus ciudadanos”.

“Permitir las reuniones masivas para intercambiar y consumir carne de perro en mercados abarrotados y restaurantes en el nombre de un hospital representa un significativo riesgo a la salud pública”, sostuvo el activista según citado por Reuters.

Por su parte, el activista Zhan Qianqian dijo que cree que el festival será prohibido. “Después de hablar con los vendedores, tienen la sensación de que los políticos no permitirán el consumo de carne de perro en el futuro. Pero prohibirlo será difícil y llevará algún tiempo”, argumentó.

Las autoridades chinas consideran promulgar nuevas leyes que prohíban comercializar con animales, en un intento no solo de prevenir nuevos brotes sino para proteger a las mascotas.

Luego de la sospecha de que el coronavirus se originó con murciélagos en un mercado de Wuhan, el país impuso una prohibición a finales de febrero sobre la venta y el consumo de animales salvajes, por entender que se trata de un grave problema de salud.

Medidas preliminares

El Ministerio de Agricultura decidió clasificar a los perros como mascotas en lugar de ganado. Además, Shenzhen se convirtió en la primera ciudad que prohibió el consumo de carne de perro con la expectativa de que otras demarcaciones hagan lo mismo.