Racistas queman el rostro de una joven negra en Wisconsin

La atacaron en un semáforo

Una joven negra de 18 años fue víctima de un ataque racista el miércoles en Wisconsin.

De acuerdo con medios locales, Althea Bernstein, de 18 años, fue atacada en un semáforo a la 1:00 a.m. La joven escuchó un insulto racista y vio a cuatro hombres blancos. Tenía las ventanas de su auto abajo.

Relacionado: Exigen divulgar grabaciones de muerte de hispano a manos de un policía en Wisconsin

Según su testimonio, uno de los sujetos le roció un líquido en la cara y el cuello. Después arrojó un encendedor prendido. Bernstein apagó las llamas mientras aceleró para escapar de los racistas. Al llegar a casa su madre le pidió ir al hospital.

A la joven se le dio tratamiento por quemaduras. De acuerdo con AP, se cree que la sustancia que le arrojaron fue combustible para encendedores o parrilladas. La joven compartió con el sitio Madison365 imágenes de las quemaduras.

El ataque ocurrió después de que el martes manifestantes derribaran dos estatuas cerca de la legislatura estatal. También fue atacado un senador estatal. Unas 300 personas protestaron por el arresto de un negro que gritó a los clientes de un restaurante mientras usaba yun megáfono y llevaba un bate de béisbol.

Relacionado: Presunta racista tose en la cara de un bebé latino en California

El gobernador Tony Evers activó la Guardia Nacional para contener manifestaciones. El miércoles también hubo protestas, pero no hubo confrontación entre manifestantes y policías.