Alertan sobre riesgo de nuevo atentado contra García Harfuch, jefe de la policía de la CDMX

Especialistas destacan la necesidad de cambiar de estrategias de seguridad, señalaron que los atacantes estudiaron los movimientos del funcionario con meses de antelación
Alertan sobre riesgo de nuevo atentado contra García Harfuch, jefe de la policía de la CDMX
Omar García Harfuch, jefe de policía de Ciudad de México.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO – Los responsables del atentado contra el secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, debieron ser detectados antes del ataque mediante tareas de contravigilancia, consideró Iván Ivanovich, experto en seguridad ejecutiva y CEO de la empresa AGS Group.

Aseveró que las autoridades requieren cambiar la visión del combate al crimen organizado y advirtió que García Harfuch podría ser víctima de una segunda agresión contra su vida.

“No se puede usar el modelo convencional de seguridad contra un enemigo no convencional. Es necesario cambiar por completo la manera de concebir y operar esta actividad para evitar pérdida de vidas”, aseveró.

Sobrevive de milagro el secretario, porque las balas que lo hirieron pudieron ir a la cabeza, pero es muy probable que lo vuelvan a intentar”.

El cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) atentó el pasado viernes contra García Harfuch, quien sobrevivió con heridas de bala, en una franca declaratoria de guerra contra el Gobierno federal.

Los sicarios habrían usado al menos cinco fusiles Barret calibre .50, que son capaces de penetrar los blindajes convencionales y de derribar un helicóptero, según fuentes de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) capitalina.

Ivanovich señaló que no es posible que sólo exista protección de escoltas para funcionarios como García Harfuch.

“Si seguimos con la visión de poder de fuego contra poder de fuego podemos tener muchos daños a la ciudadanía y los funcionarios, aquí hubo suerte, error de los atacantes, y el factor decisivo del Espíritu Santo, que se salvara”, estableció.

“Pero lo que se tiene que hacer es cambiar este concepto de seguridad ejecutiva como película de Hollywood, no se puede combatir una amenaza no convencional con métodos convencionales”.

El experto en seguridad recordó que los sicarios que realizaron el atentado pintaron una camioneta con el logo del Grupo Carso,  para acercarse a la zona donde interceptaron el vehículo en el que circulaba García Harfuch.

“La protección ejecutiva contemporánea nos dice que los atacantes debieron haber estudiado los movimientos del secretario por meses“, observó.

Ivanovich indicó que quienes realizaron las tareas de observación no fueron los sicarios.

“El primer paso para detectar un ataque es trabajar con antelación a esos que observan, esas personas tienen que estar ahí, los que te siguen u observan y con ese trabajo se desarticula la banda que quiere atacar, como especialista de seguridad también se debió estudiar la ruta y reducir a tres puntos los posibles puntos para un atentado”, dijo.

“Eso se llama alerta temprana y consiste en una avanzada que sabe perfectamente qué tiene que buscar”.

El especialista señaló que no coincide con quienes destacaron la habilidad de los atacantes al camuflarse.

“Fíjate que no, este carro no cuadra. ¿Este carro qué hace en el área desde las cuatro de la mañana?”, sostuvo el también integrante de la AMESP.