California revisa si aplicará multas por no usar máscaras faciales contra el COVID-19

El gobernador Newsom impuso el uso obligatorio de mascarillas y ahora considera aplicar multas a quienes no las usen
California revisa si aplicará multas por no usar máscaras faciales contra el COVID-19
El uso de máscaras es una medida simple y efectiva.
Foto: ANDREAS SOLARO / AFP / Getty Images

California lanzó este jueves una campaña publicitaria alentando el uso de los cubrimientos faciales en público para los cerca de 40 millones de habitantes, antes de que las autoridades se vean forzadas a implementar multas por no cumplir con esta medida, dijo hoy el gobernador Gavin Newsom.

“Si 40 millones de personas quieren darle la espalda a la sociedad civil y abusar de las reglas, leyes y regulaciones de manera consistente, entonces la sociedad comienza a erosionarse”, dijo el gobernador en una conferencia de prensa televisada.

“Si no vemos cambios de comportamiento, entonces creemos que las multas serán apropiadas donde hay abusos”, añadió.

El Estado Dorado fue el primero en establecer las medidas de confinamiento y se ha mantenido a la delantera con la imposición de restricciones para prevenir el contagio de COVID-19.

El pasado 18 de junio Newsom impuso el uso obligatorio de cubrimientos faciales para las personas en espacios públicos tratando de detener una escalada de contagios.

Como parte de su estrategia el gobernador dijo que hay un incentivo financiero para que los condados hagan cumplir las restricciones. El nuevo presupuesto tiene una partida de $2,500 millones de dólares para dar a las localidades que trabajen en este sentido.

La advertencia se da pocas horas después que la policía de la ciudad de West Hollywood anunciara que impondrá multas por un total de $300 dólares en la primera ofensa a persona que no utilicen los cubrimientos faciales en público.

Al llamado de las autoridades incluso se suman las de familias de víctimas del COVID-19 como la de Tommy Macías, quién falleció dos horas después de ingresar en el hospital de Lake Elsinore, al sur del estado.

Tras pasar varias semanas acatando las ordenes de quedarse en casa, Macías aceptó la invitación a una fiesta. Unos días más tarde recibió un mensaje de texto de uno de los invitados informándole a él y a todos los demás asistentes, que había dado positivo por COVID-19 y que todos deberían hacerse la prueba.

El hispano de 51 años resultó contagiado, y alcanzó a poner un mensaje en su cuenta de Facebook alertando al público: “Debido a mi estupidez, puse en peligro la salud de mi madre y mis hermanas y mi familia. Esta ha sido una experiencia muy dolorosa. Con suerte, con la ayuda de Dios, podré sobrevivir a esto”.

“Esto no es un chiste. Si usted va a salir use mascarilla y practique la distancia social, no sea un idiota como yo”, advirtió el hispano, quien murió la última semana de junio.

Para este jueves California tiene 240,195 casos positivos y ha acumulado 6,163 decesos de personas contagiadas con el COVID-19. La tasa positiva de contagios en los últimos 14 días en el estado subió al 6.3%.

Las hospitalizaciones siguen siendo un dolor de cabeza para el gobernador después que aumentaron de 3,428 hace dos semanas a 5,355, una subida del 56 %, dijo Newsom.

Este jueves hay 1,676 pacientes con COVID-19 en camas de unidades de cuidados intensivos, que representan el 16% del total de camas en la UCI, un incremento del 49 % en las últimas dos semanas.