Cómo funciona la terapia celular Car-T para combatir el cáncer

La terapia celular Car-T es un procedimiento que contempla el uso de glóbulos blancos

Cómo funciona la terapia celular Car-T para combatir el cáncer
Foto: Shutterstock

La terapia celular Car-T es una manera muy interesante y prometedora de ayudar al sistema inmune a atacar las células cancerosas. A continuación ofrecemos más detalles sobre este procedimiento médico y positivo para la salud del paciente de cáncer.

¿En qué consiste la terapia celular Car-T?

Según la American Cancer Society, la terapia celular car-T es un tratamiento que consiste en la eliminación de las células cancerosas a partir de la modificación de las células T que están presentes en el sistema inmunitario.

Las células T del sistema inmune cuentan con receptores que les permiten unirse con antígenos extraños para el sistema inmune y que les hace identificar a las células asociadas a dichos antígenos como peligrosas para el cuerpo y poder destruirlas.

En esta terapia celular, las células T reciben receptores artificiales que les permiten identificar los antígenos propios de las células cancerosas. Estos receptores artificiales, o CAR, se pueden diseñar para identificar los antígenos característicos de cada tipo de cáncer.

¿Cómo se realiza la terapia celular Car-T?

En primer lugar, ocurre una extracción de glóbulos blancos del paciente mediante un proceso conocido como leucoféresis. Estos glóbulos blancos contienen las células T que serán modificadas en el marco de la terapia. Esta etapa suele durar entre dos y tres horas.

sangre laboratorio
Foto: Shutterstock

Las células T son separadas de los glóbulos blancos y se envían al laboratorio, donde se les añaden los receptores quiméricos de antígenos (CAR) mediante su alteración genética. Puede llevar semanas hacer la cantidad de células necesarias para la terapia.

Hechas todas las células Car-T, éstas se devuelven al paciente para realizar un ataque preciso contra las células cancerosas. Días antes del procedimiento, el paciente pudiera recibir quimioterapia para reducir las otras células inmunitarias y favorecer la activación de las células Car-T.

La terapia celular Car-T ha mostrado ser eficaz en los casos en que se ha aplicado, por lo que es una alternativa útil contra diferentes tipos de cáncer, lo que incrementa las posibilidades de recuperación del paciente.