Todo lo que puede suceder a tu cuerpo si dejas de tomar café

Dejar de tomar café repentinamente podría ocasionarte más que dolores de cabeza
Todo lo que puede suceder a tu cuerpo si dejas de tomar café
El café aporta profundidad y complejidad a platos dulces y salados.
Foto: Kaboompics.com / Pexels

El café puede considerarse una bebida saludable con diversos beneficios a la salud, siempre y cuando se consuma con moderación. De 3-5 tazas al día, o en promedio 400 mg de cafeína de acuerdo con las pautas dietéticas para los estadounidenses.

Además de tener cafeína, el café también contiene flavonoles. Algunos de sus beneficios asociados a la bebida son menor riesgo de diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer e incluso una modesta pérdida de grasa corporal y una vida más larga.

Pero si tu consumo es elevado puedes estar pasando por dolores de cabeza, agitación, interrupción de sueño, irritación y nerviosismo.

Qué pasaría si decides dejar de tomar café

Detener repentinamente la ingesta de cafeína puede causar dolor de cabeza, fatiga, ansiedad y bajo estado de ánimo durante unos días y puede persistir hasta por una semana.

Podrías tener más dificultad para concentrarte

La cafeína puede afectar estados mentales, como aumentar el estado de alerta y la atención.

La cafeína tiene efectos estimulantes a corto plazo y en cuanto a sus beneficios a largo plazo, estudios refieren que el consumo de café de 3 a 5 tazas por día en la mediana edad se asocia con una disminución del riesgo de demencia.

No te preocupes, el sentirte desconcentrado solo durará una semana. Masticar chicle puede ayudarte a estar alerta y concentrado.

Dolores de cabeza

El caso de la cafeína es especial porque puede ayudar a disminuir el dolor o detonarlo. En pequeñas cantidades, la cafeína por sí sola puede aliviar el dolor de la migraña en las primeras etapas, o mejorar los efectos de alivio del dolor del paracetamol/acetaminofeno (como Tylenol) y de la aspirina.

Si consumes mucha cafeína, puedes aumentar el riesgo de un dolor de cabeza debilitante.

Cuando dejas de tomar café, estas abandonando estimulantes naturales. Si tus problemas con el café son los dolores de cabeza, basta con reducir su consumo a dos o tres tazas de café al día.

Podrías subir de peso

La cafeína puede reducir la sensación de hambre y tu deseo de comer por un breve tiempo y además ayuda a quemar calorías porque estimula la termogénesis, una forma en que su cuerpo genera calor y energía al digerir los alimentos.

Si dejaste abruptamente tu acostumbrado consumo de cafeína puedes experimentar ansiedad y antojos de comida con azúcar agregada.

Puedes sentirte enfermo o un poco bajoneado

La cafeína puede reducir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo. Una ingesta moderada de cafeína se ha asociado con se ha asociado con síntomas menos depresivos, menos fallas cognitivas y menor riesgo de suicidio.

Al suspender la cafeína podrías manifestar bajo estado de ánimo hasta por una semana.

Dejas de consumir sus antioxidantes

Entre los efectos beneficiosos para la salud del café, están sus antioxidantes y reducción de la inflamación, ambos factores importantes en la prevención del cáncer. Procura consumir una variedad de frutas y verduras ricas en antioxidantes.

Podrías estreñirte

En algunas personas, el café puede ayudar a impulsar sus intestinos, acelerar la digestión a través del colon e incluso tener un efecto laxante. Si presentas estreñimiento al suspender café incrementa tu consumo de fibra y agua o prueba con otras opciones.

Dormirás mejor

Si veías frecuentemente interrumpido tu ciclo de sueño por tomar café en la noche es porque los efectos estimulantes de la cafeína pueden comenzar entre los 15 y 30 minutos luego de la ingestión y duran en promedio 4 horas.

Tus dientes pueden lucir mejor

El café puede manchar tus dientes. Toma precauciones para reducir las manchas y los colorantes que se acumulan en los dientes cuando bebes café. Por ejemplo: cepilla los dientes o bebe agua justo después de tomar tu café.