Es el final de los Redskins, pero Washington, DC tiene una historia de nombres “malditos” en los deportes

Desde el principio del siglo XX hubo contratiempos en la identidad de las franquicias de la capital de EE.UU.

Michael Jordan el día que jugó con un jersey de los Washington Bullets en 2003.
Michael Jordan el día que jugó con un jersey de los Washington Bullets en 2003.
Foto: HEATHER HALL/AFP / Getty Images

El cambio de nombre anunciado el lunes por la franquicia de los Washington Redskins de la NFL promete ponerle fin a una eterna controversia luego de décadas en las que hubo voces que señalaron la connotación ofensiva o, en el menor de los casos, incorrecta del nombre “Redskins”.

La franquicia que ha sido ganadora de tres Super Bowls, pero que acumula muchos años de mediocridad deportiva y tropiezos de liderazgo en la conducción del criticado magnate Daniel Snyder, tiene la oportunidad de transformarse con un nuevo entrenador -el hispano Ron Rivera- y ahora también con nueva imagen según anunció.

En general, la ciudad de Washington -oficialmente llamada el Distrito de Columbia- y sus alrededores que incluyen partes de los estados de Maryland y Virginia, ha sufrido con los nombres de sus equipos deportivos a lo largo de la historia.

El caso de los Redskins, que por cierto fue el último equipo de la NFL/AFL en incluir a jugadores afroamericanos en 1962 bajo presión del gobierno de John F. Kennedy, ha sido el más incómodo de todos.

Relacionado: Donald Trump, contra la opinión pública, defendió el uso del nombre Redskins

En el béisbol, mucha política

La historia del nombre “Nationals” en el béisbol se remonta al siglo antepasado, previo a la fundación de las Ligas Mayores. De todos modos, cuando la Liga Americana nació en 1901, el equipo de Washington fue bautizado como Senators (Senadores), uno de los nombres con mayor identidad y abolengo en el béisbol.

Por alguna razón, antes de la temporada de 1905 el equipo cambió su nombre de Senators a Nationals. Aún así, los periódicos y el público en general siguieron llamando al equipo de la capital como Senators.

La franquicia se mudó en 1961 a Minneapolis para convertirse en los Minnesota Twins. Al año siguiente, un nuevo equipo de expansión fue otorgado a Washington, adoptando el nombre de Senators. Sin embargo, 10 años más tarde la historia se repitió y la franquicia se mudó otra vez, ahora a Texas para convertirse en los Rangers.

La maldición de los Senadores parecía existir.

El béisbol de la Gran Carpa retornó a la capital hasta 2005 cuando los Expos de Montreal fueron reubicados allí. Muchos en el público creían que la franquicia debía ser nombrada una vez más como Senators, pero se decidió olvidar ese nombre, explicándose entonces que existían obstáculos legales e implicaciones políticas, y fue así como se eligió rescatar el nombre de Nationals.

Luego de que se anunció el nombre, con los colores rojo, blanco y azul, los Nationals no se salvaron de algunas burlas porque su inicial ‘W’ en la gorra era parecida a la de las farmacias Walgreens.

Por supuesto, si alguien pensaba que la maldición de los Senadores o Nacionales seguía vigente, todo cambió el año pasado cuando los Nationals ganaron la Serie Mundial contra los Astros de Houston.

Nombre “criminal” en la NBA

El tema del nombre(s) del equipo de la NBA en Washington ha tenido menor recorrido histórico, pero tampoco ha estado libre de contratiempos. De hecho, la franquicia fue rebautizada más de una vez.

Los Washington Bullets aparecieron en 1973 tras emigrar de la cercana ciudad de Baltimore. La franquicia originalmente surgió en los años 60 en Chicago con el nombre de Packers, el cual era insostenible por obvias razones: los Green Bay Packers de la NFL son el rival histórico de los Chicago Bears.

A mediados de la década de los 90, el entonces dueño de los Bullets, Abe Pollin, decidió cambiar el nombre debido al clima de elevado crimen alrededor de Washington. Ese cambio iba a hacerse necesario tarde o temprano.

En 1997, tras un concurso, fue elegido el nombre de Wizards, el cual no se salvó de cuestionamientos porque se le conocía como “Wizard” a un rango de la organización racista Ku Klux Klan.

Los Washington Wizards aún no han figurado ni siquiera en una serie por el campeonato de conferencia y todavía a la fechauno de los mayores referentes de la franquicia fue la era del gigante rumano Gheorghe Muresan, el jugador más alto de la historia en la NBA (2.31metros, 7-7 pies).

En el fútbol, una copia europea

Además de los Redskins, la otra franquicia de la capital que ha logrado múltiples campeonatos es la de la MLS: el DC United.

El nombre de este equipo fundador de la liga en 1996 se inspiró en la tradición de nombres de clubes de Inglaterra, como por ejemplo el Manchester United. Apropiadamente, en vez de hacerse llamar Washington United, se eligió DC United, más compacto y efectivo, aunque ciertamente poco original.

El DC no solo fue el primer campeón histórico de la MLS guiado por el entrenador Bruce Arena en 1996, sino que obtuvo la Copa MLS en tres de las primeras cuatro campañas del circuito, además de haber alcanzado la final en la restante temporada. En 2004, el equipo agregó su cuarta corona.

NHL y WNBA

En cuanto al equipo de hockey sobre hielo de la NHL en Washington, los Capitals, nunca hubo un gran debate o problema relacionado con su nombre, más allá de que el equipo que debutó en el circuito en 1974 tardó 38 años para poder levantar su primera Copa Stanley de campeones.

Y la franquicia de la WNBA, las Washington Mystics, tampoco tuvo ningún inconveniente con su nombre, desde su debut en 1998. Se trata de una organización hermana de los Wizards tanto en imagen como en propietarios.

LEER MÁS:

Hijo del creador del logo de los Redskins dice que representa motivo de orgullo

Líder tribal dice que el nombre Redskins ha sido una ofensa por generaciones