Conoce los tipos de aceite de oliva y cuál es el apropiado para ti

El aceite de orujo de oliva es ideal para frituras domésticas e incluso industriales
Conoce los tipos de aceite de oliva y cuál es el apropiado para ti
Foto: Steve Buissinne /Pixabay
Foto: Steve Buissinne / Pixabay

El aceite de oliva es un aceite saludable del que se comercializan distintos tipos que tienen un proceso de elaboración diferente y por sus características debes elegir el que más se adecue al uso que le darás, para así cocinar mejor y sacar el mejor provecho a sus beneficios.

Aceite de oliva virgen extra (AOVE)

El AOVE se extrae por métodos físicos a partir de la aceituna, con aroma frutado y sin defectos. Tiene una acidez máxima de 0,8 grados.

La acidez mide la cantidad de ácidos grasos libres que hay en el aceite.

El calor de salteados y otras preparaciones degrada los polifenoles (antioxidantes) del AOVE  por ello es mejor usar frío.

Usos recomendados:

  • Ensaladas y gazpachos
  • Agregar a carne y vegetales ya horneados, asados o cocidos.
  • Tostadas

No es el indicado para freír ya que su punto de humeo no es alto, es de 160°C, por lo que se quema antes que otros aceites como el aceite de oliva o “refinado”.

Aceite de oliva virgen (AOV)

Se extrae por métodos físicos, tiene una acidez máxima de 2 grados, aroma y sabor intensos, aunque un poco menores al AOVE.

Usos recomendados:

  • Guisos de cualquier tipo
  • Ensaladas

Aceite de oliva

Es también conocido como “aceite refinado”. Mezcla de aceite refinado y oliva virgen. Tiene una acidez 0,4 grados, con sabor y aroma ligero.

Usos recomendados:

  • Guisar
  • Freír: a diferencia del AOVE, el aceite de oliva puede ser usado para freír ya que su punto de humeo es más elevado, es decir, resiste mayores temperaturas.

Aceite de orujo de oliva

Mientras para la elaboración del aceite de oliva se utiliza es el zumo de la aceituna, lo que equivale al 20 % del fruto. Para la extracción el aceite de orujo se usa el 80% restante (llamado alperujo) compuesto por elementos como piel y huesos. Luego se refina y al igual que el de oliva, se mezcla con aceite virgen.

Usos recomendados:

Es el mejor para freír.

De acuerdo al Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN), el aceite de orujo tiene mayor resistencia a la oxidación térmica. Es decir, resiste altas temperaturas antes de quemarse y sin perder sus propiedades.

Ideal para frituras domésticas e industriales.